Compartir

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha incorporado, dos bicicletas eléctricas a su flota de vehículos que irán destinadas a favorecer la movilidad de los agentes de la Unidad del Medio Natural (UMEN) en las labores de vigilancia que desempeñan en el Macizo de Anaga.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, tuvieron la oportunidad de conocer las características de este nuevo medio de transporte, junto a los responsables de la empresa suministradora, antes de su entrada en funcionamiento.

Bermúdez subrayó que las bicicletas “son una de las mejores maneras para reforzar las labores de vigilancia que desarrolla la UMEN en Anaga porque, además de llegar de manera más cómoda a lugares en los que el acceso es imposible en un 4×4, se impulsa la movilidad de una manera eficiente y sostenible al usar vehículos limpios, totalmente silenciosos y no contaminantes”.

Correa, por su parte, destacó que la autonomía de estos vehículos sin ser recargados “es de unos 100 kilómetros aproximadamente y ofrece a los usuarios no solo la posibilidad de tener una ayuda adicional al pedaleo al optimizar la energía que se aplica en este esfuerzo sino que, llegado el caso, pueden ser usadas también como una motocicleta eléctrica. Estoy seguro de que, con la puesta en marcha de esta iniciativa, se mejorará aún más la eficacia de las labores de vigilancia y prevención que desarrollan los agentes de la UMEN en toda la zona de Anaga”.