Compartir

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, expresó hoy su esperanza de que la agenda legislativa de Canarias en las Cortes Generales salve los efectos de la crisis agudizada en Catalunya tras las elecciones del 21D. Rodríguez apeló a la importancia de evitar que la tramitación de los nuevos aspectos económicos del Régimen Económico y Fiscal (REF) y la reforma del Estatuto, que incluye el sistema electoral, se vean distorsionados o nuevamente frenadosante el complejo escenario político e institucional en la comunidad catalana y estatal.

El presidente de NC reconoció cierta “inquietud” ante la posibilidad de que las consecuencias del 21D puedan afectar al desarrollo y el cumplimiento de la agenda canaria en el Congreso de los Diputados y en el Senado. Román Rodríguez recordó que, el pasado 13 de diciembre, la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconocieron, en una reunión con Nueva Canarias, que el retraso con el nuevo REF económico se debió, en gran medida, a la necesidad de priorizar la situación en Catalunya.

El líder de los nacionalistas de izquierdas observó que los resultados electorales del pasado jueves son, “tan o más, complejos de gestionar” por parte de las instituciones catalanas y del Gobierno estatal, lo que hace prever al presidente de NC que las exigencias y responsabilidades de la situación puedan volver a ralentizar la agenda canaria en las Cortes Generales.

En especial, Román Rodríguez se refirió a la aprobación del nuevo REF económico, la primera actualización en 24 años de una norma “fundamental para la vida diaria de los canarios” desde el punto de vista social y económico. “Sería poco razonable que Canarias se viera perjudicada” por causas ajenas a sus propias responsabilidades, advirtió el presidente de NC.

Con la misma preocupación se refirió con respecto a los trabajos de la recién creada ponencia para la reforma estatutaria. Un texto remitido por el Parlamento de Canarias al Congreso en abril de 2015 y que, como incidió Rodríguez, llevabalargo tiempo encallado en la Cámara Baja por sucesivas elecciones generales y, en los últimos 11 meses, por ampliaciones de plazos para la presentación de enmiendas al texto.

La necesidad de que Canarias disponga del máximo nivel de autogobierno permitido por la Constitución, en opinión del presidente de los nacionalistas de izquierdas, exige que se hagan todos los esfuerzos necesarios para evitar otro intento fallido como el de 2007, cuando el Legislativo canario retiró la reforma estatuaria del Congreso de los Diputados para evitar la reforma electoral.

La posición defendida por Román Rodríguez también se explica porque, como manifestó,”una década después estamos en condiciones para rematar” la reforma del sistema electoral en el marco del Estatuto. En su condición de portavoz parlamentario, refirió el trabajo que, en paralelo, se lleva a cabo en la Cámara canaria, cuya ponencia se reactivará el próximo 16 de enero con el fin de consensuar una conclusión final entre todos los grupos parlamentarios (ASG, NC, Podemos, PP, PSOE y CC).

La importancia de proseguir con la tramitación de la agenda canaria en las Cortes Generales es “evidente”, según el dirigente nacionalista. “Tenemos que evitar nuevas distorsiones para disponer de un nuevo REF y un Estatuto de nueva generación en los próximos meses”.

Román Rodríguez también apeló a la necesidad de que la Administración estatal concrete otros compromisos adquiridos con NC en el acuerdo sobre los presupuestos estatales de 2017. Entre los más relevantes, la eliminación del impuesto al sol y el mecanismo para abaratar los billetes de avión con la Península. Ambos asuntos “muy sensibles” para los nacionalistas de izquierdas, observó. Pero además, el relativo al transporte aéreo con el continente,puntualizó, “complementaría uno de los logros históricos de NC en Madrid más reconocidos por los canarios”, el abaratamiento del barco y del avión entre las islas para los residentes con el aumento de la bonificación del 50% al 75%.