Compartir

La empresa DC Servicios Ambientales concluye, en el informe encargado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sobre la calidad del agua en la playa de Las Teresitas, que esta es “excelente, conforme al baremo recogido en el Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, sobre la gestión de las aguas de baño”.

El documento fue dado a conocer por el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa; el director de DC Servicios Ambientales, Francisco Domínguez; y el jefe de negociado de Medio Natural del Ayuntamiento, Jaime Rodríguez.

Correa destacó que el informe “recoge la inexistencia de focos de vertidos de aguas residuales en esta zona del litoral del municipio, una de las más utilizadas por la población, tras la recogida de resultados biológicos, físicos y químicos durante 12 semanas entre finales de agosto y mediados de noviembre”.

“Este estudio -prosiguió el concejal- fue ordenado por el área de Medio Ambiente tras el cierre momentáneo y parcial Las Teresitas el pasado mes de junio”, recordó.

“Ahora, con estos resultados en la mano, ya hemos procedido a presentar formalmente la solicitud de que Las Teresitas tenga otra vez bandera azul. Junto con ella, van los resultados de este estudio y otro de la granulometría de la arena. Queremos recuperar ese distintivo en 2018 porque ya hace 14 años que se perdió”, precisó.

El área estudiada en el informe presentado hoy fue la franja costera de 4,5 kilómetros comprendida desde la Dársena Pesquera hasta el pueblo de Igueste de San Andrés. El alcance de los trabajos comprendió desde la inspección de locales en el frente de la playa hasta las inspecciones aéreas mediante el uso de drones.

Para ello se tomaron como referencia los cuatro puntos de muestreo periódico de valores microbiológicos con los que cuenta la playa de Las Teresitas, referenciados en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (NÁYADE). A ellos se añadieron los posibles focos de contaminación puntual que pudieran producir valores anómalos, según los puntos recogidos en el censo de vertidos tierra-mar del Gobierno de Canarias.

Con toda la información se realizó una malla de muestreo que determinase el hipotético foco de emisión que produjo, de manera puntual, los valores anómalos detectados. La recogida de todos los datos biológicos, químicos y físicos se realizó siguiendo todos los protocolos tipificados para el muestreo y medición de los parámetros mencionados anteriormente en agua de mar, a través del uso de una botella hidrográfica del tipo Niskin situada a 2 metros de profundidad. Todas las muestras se recogieron en botes de cristal esterilizados y bajo refrigeración hasta su entrega al laboratorio.

Los análisis microbiológicos fueron realizados por los laboratorios de RBGestión, que poseen la certificación APCER España número 2013/4509 y que cumplen con los protocolos europeos recogidos en la certificación ISO 9001/2015. Los mencionados laboratorios, además, están censados por y autorizados para realizar análisis de calidad del agua por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Los parámetros físico químicos fueron obtenidos por una sonda multiparamétrica Hydrolab DS5, que tomó perfiles verticales para proporcionar, tras su procesamiento, una visión más completa del estado de las aguas en Matlab y gráficos a través del sistema Ocean Data View (ODV).

Resultados

Los resultados de estas mediciones se realizaron de acuerdo a la directiva de aguas de baño 76/160/CEE, que propone valores guía de la saturación de oxígeno entre 120% y 80%. “Todos los valores medidos se clasifican dentro del rango de calidades de agua muy buena, presentando la playa una gran claridad en sus aguas. Según su transparencia, las aguas son clasificadas como muy buenas. El resto de parámetros medidos se encuentran dentro del rango de valores normales de la zona para esta época del año.

Durante las inspecciones a los establecimientos de Las Teresitas, solo el denominado 'Difrutas' parece tener conectada las aguas residuales del lavabo a la red de pluviales de la playa. No obstante, debido a su poca carga hídrica, no so considera que pueda suponer un riesgo para la contaminación de la playa por aguas residuales.

Los vuelos realizados con drones detectaron la pluma de turbidez en la superficie del mar que produce el emisario situado en la Dársena Pesquera. También registraron el emisario de Igueste de San Andrés y grabaron lo que parecen ser dos conducciones pluviales del barranco de El Cercado. Los drones, en ningún caso, detectaron vertidos no registrados.

También se realizó una inspección estructural del emisario sumergido de la Dársena Pesquera, encontrándose en buen estado de conservación.

Los estudios microbiológicos no reflejaron ningún punto con altas concentraciones de E. coli o de Enterococos intestinales en ninguna de las 10 estaciones muestreadas. Atendiendo a los resultados de las muestras analizadas, el agua de la playa de Las Teresitas tiene una calificación de excelente (conforme al baremo recogido en el Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño).

Todos los parámetros físico-químicos están dentro de los valores y concentraciones esperadas.