Compartir

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha pedido a los empresarios que “den la cara” para evitar la privatización de Aena, y ha advertido que su Ejecutivo seguirá agotando todas las vías jurídicas y políticas para evitar que se subaste el interés general de los canarios.

“Los empresarios canarios no pueden mirar hacia otro lado en este asunto. Deben dar la cara porque todos nos jugamos muchos. Es nuestra obligación garantizar que el funcionamiento de los aeropuertos no dependa de criterios economicistas”, ha señalado el mandatario en su blog personal.

Paulino Rivero sostiene que los aeropuertos canarios no pueden quedar sometidos al dictado de los mercados, y se opone a que unas infraestructuras fundamentales para la cohesión social y el desarrollo económico de las islas se deban “únicamente” a determinados accionistas.

Según el presidente, la conectividad del archipiélago, la movilidad de los canarios y el futuro del sector turístico dependen del buen funcionamiento de los aeropuertos, y, en su opinión, que se gestionen por los poderes públicos es la “mejor garantía” para la defensa y el blindaje del interés general.

Después de que el Consejo de Ministros haya dado luz verde a la segunda fase de esta operación, el Gobierno canario ha iniciado los trámites para exigir –también ante el Tribunal Supremo– la suspensión cautelar del proceso privatizador de Aena, hasta que se resuelvan las negociaciones y recursos judiciales pendientes con la representación de la Comunidad Autónoma.

En este sentido, Rivero incidió en que el Gobierno tiene el mandato de defender el interés general de Canarias, pero reconoce que también hace falta que el empresariado se pronuncie “claramente” y haga “causa común” con la defensa del interés general, pues deben entender que la privatización del ente público puede suponer un “obstáculo” a sus propios proyectos e intereses económicos.

El presidente regional apuntó que Canarias aspira a un modelo mixto consorciado en el que participen las instituciones canarias, empresarios y sindicatos, tal y como ha planteado el presidente de Baleares, José Ramón Bauza, e insiste en que los empresarios canarios “no pueden mirar hacia otro lado en este asunto”. “Deben dar la cara porque todos, también ellos, nos jugamos mucho”, remarcó.