Compartir

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 (EUROPA PRESS)

Con motivo de las fiestas navideñas, el director Ridley Scott ha decidido parar durante unos días el rodaje en Fuerteventura de la película 'The Book of Exodus'. La filmación, que se calcula está dejando en la isla unos 7 millones de euros, se ha suspendido tras cuatro semanas y media de grabación en Fuerteventura.

El presidente del Cabildo, Mario Cabrera, y el consejero insular de Turismo, Blas Acosta, visitaron recientemente el rodaje y comentaron con el director la marcha de la filmación de este proyecto cinematográfico, que reúne a más de mil personas trabajando en múltiples actividades, desde las estrictamente técnicas a las asistenciales.

Mario Cabrera y Blas Trujillo destacaron la “profesionalidad y la entrega” de los cientos de residentes en Fuerteventura que trabajan en esta película. “Tanto los extras como el personal que asiste a los técnicos, los que han ayudado a recrear los escenarios históricos o los que cada día mantienen activo el rodaje con sus servicios de catering, limpieza o mantenimiento, merecen nuestro reconocimiento porque hacen posible que este rodaje mantenga el plan de trabajo previsto y colaboran así con la buena imagen exterior de nuestra isla como destino turístico y, ahora también, como plató natural para futuras películas”.

Aprovecharon también para felicitar la Navidad a Ridley Scott y su equipo e intercambiar impresiones sobre la isla y sus virtudes como plató natural. El realizador norteamericano expresó a los representantes del Cabildo su satisfacción por las condiciones de rodaje que había encontrado en Fuerteventura, los espacios naturales y el clima, lo que le facilitó el máximo aprovechamiento de todas las jornadas.

Mario Cabrera y Blas Acosta recorrieron la base del rodaje en El Cotillo –localidad a la que se desplazó tras varias semanas en distintos enclaves del municipio de Pájara, en especial Cofete y la Punta de Jandía– y conocieron el trabajo que se realiza entre bastidores antes de entrar en la zona de rodaje. Allí, se les unió la alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, y la consejera insular de Obras Públicas, Edilia Pérez, acompañados por el responsable de Producción y director de Volcano Films, Sebastián Álvarez.

Después de los meses de preproducción –en los que también se contrató tanto a personal local como a proveedores–, el inicio del programa de rodaje y la llegada del personal técnico, los actores y el director ha supuesto un gasto por dietas de los trabajadores en la isla de 20.000 euros cada día, además de todo tipo de gastos en transporte, alojamiento y un largo etcétera.

El Cabildo, además de facilitar los trabajos preliminares de producción a Volcano International Productions –representante en Canarias del proyecto–, cedió el antiguo Parador de Playa Blanca como base de operaciones de la película. Asimismo, un 17 por ciento del gasto en material presupuestado en la película es para suministros de obra.

La preparación de las escenas que se ruedan en Fuerteventura supone una inversión directa de unos 3 millones de euros. Si se suma el gasto indirecto derivado de la asistencia a los propios trabajadores y la compra de materiales de construcción para recrear los escenarios y también para devolver las zonas de rodaje a su estado original, 'The book of Exodus' está dejando en la isla unos 7 millones de euros.