Compartir

El emblemático hotel grancanario celebrará el próximo 23 de noviembre una jornada de puertas abiertas

 

Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel ha recuperado todo su esplendor y quiere mostrarlo a los futuros cónyuges que se encuentran inmersos en la búsqueda de un espacio ideal donde celebrar un día tan importante. Así, Santa Catalina Wedding Day se estrena bajo la premisa de ofrecer a los contrayentes ‘bodas para enmarcar’, que dejarán un recuerdo inolvidable en todos los invitados.

El evento, una jornada de puertas abiertas, tendrá lugar el próximo 23 de noviembre, desde las 12 horas, teniendo como escenarios los diferentes salones de Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel y que se constituyen como un entorno idílico para las parejas que tienen planeado casarse. En este sentido, Santa Catalina Wedding Day les permitirá conocer de primera mano cómo se organizan, se decoran y se realiza el montaje de las bodas en el hotel, así como a los diferentes proveedores que dan servicio al establecimiento y que facilitan los preparativos previos a la ceremonia.

El hotel Santa Catalina se inauguró en 1890 y ha formado desde entonces parte de una larga tradición turística en la capital grancanaria, y bajo la gestión de Barceló Hotel Group, el establecimiento está llamado a convertirse una vez más en un ejemplo de elegancia clásica y lujo, recuperando también su excelencia en celebraciones nupciales.

En este sentido, Santa Catalina Wedding Day servirá para unir en una misma jornada la renovada propuesta del hotel en cuanto a bodas, con actuaciones musicales, desfile de vestidos de novia, exposición de centros de mesa y de decoración del banquete, degustaciones gastronómicas, etc.

Además, los asistentes también conocerán en profundidad las diferentes estancias de las que dispone el renovado Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel para la ocasión, con 204 habitaciones para atender a los invitados que deseen hospedarse en el hotel y varios tipos de suites en los que pasar la noche de bodas; dos salones para acoger el banquete, el Salón Arencibia y el Salón Palmeras; así como los patios Doramas y tortugas o las Terrazas Palmeras y Geranios.