Compartir

El municipio de San Miguel de Abona muestra su rechazo a los asesinatos que por violencia machista han acontecido en Adeje, acabando con las vidas de Silvia y de su hijo de 10 años. Con este propósito, los exteriores de la Casa Consistorial acogió un minuto de silencio donde el alcalde, Arturo González, en representación del conjunto de la sociedad sanmiguelera, manifestó que “mostramos nuestro dolor a la familia y nuestra repulsa” ante dicho crimen.