Compartir

La eliminación del Impuesto de Construcciones (ICIO), la Reducción y Simplificación de la Tasa por el Otorgamiento de Licencias urbanísticas, la de Apertura de Establecimientos Comerciales y la tasa del Servicio de Recogida de Basuras y Residuos Sólidos Urbanos para locales comerciales,  figuran entre las medidas más importantes

 

El Ayuntamiento aprobó en Pleno, por unanimidad,   la propuesta del grupo de gobierno municipal, Juntos por Guía,  sobre el Plan para el Impulso Económico de Santa María de Guía, una iniciativa que incluye un conjunto de medidas fiscales que permitirán  incentivar la inversión y beneficiar tanto la actividad económica que se desarrolla en el municipio como al ciudadano.

Para ello, según explicó el concejal de Urbanismo, José Manuel Santana, se dispondrá de dos nuevas ordenanzas fiscales  para las tasas reguladoras de los Actos Administrativos que tienen que ver con los Servicios Urbanísticos (licencias, comunicados previos, certificaciones, cédulas, etc.) y con la Apertura de las Actividades Comerciales, Industriales, etc., “simplificando de esta forma el procedimiento y aplicando una tasa racionalizada al trámite administrativo”, explicó.

José Manuel Santana destacó asimismo como incentivo fiscal  “la  derogación del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras,  conocido comúnmente como ICIO, lo que supondrá un importante ahorro en todos estos procedimientos”. Con la derogación del ICIO y la nueva ordenanza reguladora de la Tasa por la Prestación de Servicios Urbanísticos, explicó el edil, “además del beneficio económico que supone para los ciudadanos se simplificará de forma significativa todo el  procedimiento”, destacó.

Entre los ejemplos citados por el concejal de Urbanismo se encuentra el referido a la reducción en la tasa por la licencia de Obra Menor que en el caso del acondicionamiento de 20 metros cuadrados, con un presupuesto de ejecución de obra de 1.560 euros, pasaría de los  98,28 euros que se pagaban hasta ahora a una cantidad de entre 30 y 50 euros.

Otro ejemplo, éste  relacionado con el beneficio que suponen las medidas incluidas en el Plan de Impulso de Santa María de Guía  para el incentivo de  la actividad comercial,  sería el caso de la licencia de obra para el acondicionamiento de locales. Hasta ahora, un local de 169 metros cuadrados, con un presupuesto de 28.836 euros, pagaría  1.297 euros de tasa y 658 euros de ICIO. A partir de ahora con las nuevas medidas fiscales pagaría entre 300 y 600 euros según la clasificación de la actividad.

En el mismo sentido, la propuesta aprobada hoy por el Pleno contempla una nueva ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la Intervención Administrativa Municipal en la Instalación, Inicio, puesta en funcionamiento y control de actividades, en la que hay que destacar que la autorización de las terrazas asociadas a establecimientos con licencia de apertura, hasta 20 metros cuadrados,  está incluida en la tasa por la actividad.

Asimismo, dentro de la batería de medidas fiscales para incentivar la economía local se aprobó la modificación del artículo 7 de la ordenanza  reguladora de la tasa del Servicio de Recogida de Basuras y Residuos Sólidos Urbanos.

Con esta modificación de la ordenanza, explicó el concejal de Hacienda, Ángel Ramos,  “el recibo para aquellas actividades inocuas e insalubres se establecerá en función del epígrafe y de la superficie que ocupe el negocio. De esta manera, abordamos una distribución proporcional a la superficie de los locales comerciales e industriales. Esto supondrá una importante reducción de la tasa para los pequeños y medianos comercios”. De esta forma, subrayó el responsable municipal de Hacienda “los comercios e industrias verán reducida su tasa en función de sus metros, llegando a una reducción de hasta el 60%  en algunos casos”, destacó.

Por último “y enmarcado en la apuesta del grupo de gobierno por el cuidado del medio ambiente y su protección”, detalló Ramos, se aprobó la bonificación del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, una medida que beneficiará a los propietarios de vehículos eléctricos con la máxima bonificación permitida del 75%.

Además se establece una bonificación del 50% para los vehículos que utilicen exclusivamente biogás, gas natural comprimido, gas licuado, metano, metanol hidrógeno o derivados de aceites vegetales y, por último, para  los bimodales híbridos, que gozarán de una bonificación del 40%.