Compartir

El Ayuntamiento impulsa un nuevo plan en esta materia, que posibilitaría la inclusión de otras 1.081 nuevas unidades en ocho barrios de la capital

 El alcalde asegura que esta iniciativa “constituye una importante labor social en la que estamos a la cabeza de Canarias en cuanto a la inversión destinada”

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se encuentra rehabilitando, o incluso ya ha concluido la ejecución, de 1.420 viviendas dentro del programa que ha desarrollado de manera exclusiva en esta materia durante los últimos años. Más de un millar de familias de seis barrios de la capital se han beneficiado de esta iniciativa, que se extenderá a 1.081 nuevas unidades y otras dos nuevas zonas más durante la aplicación del Plan 2018-2021. Con su materialización, el total de viviendas rehabilitadas se cifraría en 2.501.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, indicó que esta iniciativa “constituye una importante labor social, ya que las áreas en las que se interviene se corresponden a viviendas que no están en buenas condiciones. Santa Cruz está a la cabeza de Canarias en inversión rehabilitadora de viviendas porque se trata de un programa prioritario para el Ayuntamiento y al que se destinan todos los recursos que podamos invertir. De hecho, hay resultados evidentes de su efectividad en aquellos barrios que ya han tenido la oportunidad de ser rehabilitados”.

La concejala de Vivienda, Carmen Delia Alberto, incidió en que la rehabilitación de viviendas “es una cuestión voluntaria, ya que estamos hablando de viviendas privadas en la que los vecinos y las comunidades deciden y tienen la última palabra para decidir si se incorporan o no a los planes de rehabilitación que proponemos. En cualquier caso, con una magnífica oportunidad porque el coste de las obras que se ejecutan en los inmuebles no puede ser sufragado en exclusiva por los propietarios”.

La iniciativa presentada este jueves se corresponde con las denominadas Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRUS), canalizadas desde el área de Viviendas Municipales, que cuentan con la financiación del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el propio Consistorio de la capital tinerfeña.

La inversión dedicada a la rehabilitación de las 1.420 viviendas de estos planes ha alcanzado los 16,59 millones de euros, a los que se añade los 18,4 millones consignados en el Plan 2018-2021, para totalizar una inversión global de 35 millones en el capítulo de la rehabilitación.

El Programa de Rehabilitación de Viviendas llevado a cabo en Santa Cruz posibilita, entre otras, la consecución de notables mejoras en edificaciones de cierta antigüedad, al incluir, de manera general, reformas integrales de zonas comunes, tratamientos de albañilería y carpintería para el saneo de fachadas, impermeabilización de cubiertas y la adecuación de la red de telecomunicaciones, agua potable, electricidad y saneamiento de cada inmueble a la normativa vigente.

Otro aspecto destacable lo constituyen los avances en materia de accesibilidad, ya que los residentes de los bloques que son objeto de estas actuaciones suelen ser personas de avanzada edad, que en ocasiones presentan problemas de movilidad.

Los residentes participan activamente en la elaboración de los proyectos, siendo con posterioridad los primeros en reconocer que estas mejoras han posibilitado un aumento de la calidad de vida de su entorno más inmediato, incluso de barrios enteros que tenían un alto grado de degradación en sus edificaciones.

A cambio, los propietarios solo tienen que aportar el 10% del valor de la actuación que se desarrolle, existiendo facilidades para la consecución de esta financiación a través de los Servicios Sociales del propio Consistorio para obtener las ayudas en aquellos casos de vulnerabilidad familiar o insolvencia económica.

Ámbitos de actuación

Por áreas, la zona de Santa Cruz en la que hay más rehabilitaciones en marcha o ejecutadas es la de Miramar, con un total de 364 viviendas. Le siguen Santa María del Mar (320), La Salud (266), La Victoria (208), Ofra (156) y García Escámez (106).

El Plan 2018-2021 prevé un crecimiento exponencial de estas actuaciones en el barrio de La Salud, donde se ha programado la rehabilitación de 306 viviendas, seguida por Miramar (184), Los Gladiolos, que se incorporará a las ARRUS con 140 viviendas; Santa María del Mar (120), Cepsa, que también entre como novedad en este programa con 106 viviendas; La Victoria (94), Ofra (78) y García Escámez (53).

En el capítulo de inversiones, las rehabilitaciones en ejecución o ya ejecutadas en Miramar suponen un desembolso de 4,7 millones de euros, mientras que en Santa María del Mar se invierten 4,1 millones; La Salud (3 millones), Ofra (2 millones), García Escámez (1,4) y La Victoria (1,1 millones).

La Salud recibirá una inversión de 5,2 millones de euros destinados a rehabilitar viviendas dentro de las acciones previstas por el Plan 2018-2021, seguida por Miramar (3,1 millones), Los Gladiolos (2,5 millones), Santa María del Mar (2,07 millones), Cepsa (1,9 millones), Ofra (1,4 millones), La Victoria (1 millón) y García Escámez (967.000 euros).