Compartir

Este sábado se formó la nueva corporación municipal del Ayuntamiento norteño, con la toma de posesión de los diez concejales del Grupo de Gobierno del Partido Popular y los tres ediles del Partido Socialista, quienes ejercerán la oposición.

Con los diez votos favorables del Partido Popular, Raúl Afonso fue investido este sábado nuevo alcalde de la Villa de Moya tras el acto de toma de posesión celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento moyense. Una sesión que transcurrió sin incidencias y que siguieron con interés y emoción las cerca de trescientas personas que abarrotaron esta estancia del Consistorio norteño y el exterior del edificio, donde se retransmitió a través de una pantalla gigante. Afonso toma el testigo de Poli Suárez, quien dejó la Alcaldía tras dos mandatos consecutivos, el último con una contundente mayoría absoluta, logrando diez de las trece actas que forman la Corporación. Registro que los populares revalidaron en los comicios del pasado 26 de mayo y en los que el Partido Socialista Obrero Español pasó a ser la única fuerza en la oposición con tres ediles.

El ya máximo edil moyense agradeció en su discurso la labor desempeñada por su antecesor en el cargo, Poli Suárez, de quien destacó que “ha sido un magnífico líder, compañero y moyense, cuyos logros tendrá siempre presente la Villa de Moya”. Raúl Afonso, visiblemente emocionado, reconoció sentirse muy afortunado “por haber tenido como alcalde y como amigo al mejor maestro posible, de quien he aprendido los verdaderos valores de la política municipal”. Asimismo, sobre su mandato aseguró que “las siglas y las ideologías volverán a quedar fuera del Ayuntamiento, pues seré el alcalde de todos los moyenses, sin distinción”. Y apeló al consenso, diálogo y participación tanto de los representantes de la oposición como del conjunto de los vecinos para sacar adelante proyectos y propuestas que redunden en el beneficio común. “Con las políticas sociales, el urbanismo sostenible y la gestión económica responsable” como pilares para lograr “el desarrollo justo e igualitario de la Villa de Moya”, concluyó el nuevo alcalde norteño.

Desde hoy acompañarán a Raúl Afonso en el Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de la Villa de Moya los otros nueve concejales de la formación azul que también tomaron posesión de sus actas y medallas: Elsa Maroto, Lidia Rodríguez, Lucía Rodríguez, Santiago Santana, Belén Rivero, Octavio Suárez, Gilberto Sosa, Bernabé Guerra y Conchi Hernández. Mientras que por el Partido Socialista hicieron lo propio Daniel Ponce, como portavoz de la oposición que ejercerá junto a María Rosa García y Eric Climent. En sustitución de los anteriores concejales de otras formaciones, Milagrosa Beltrán y Jorge de la fe, además del popular Julio Rodríguez, quien puso fin a su etapa política. Para ellos, Raúl Afonso también tuvo palabras de agradecimiento “por haber realizado una oposición ejemplar y digna”, mientras que de Rodríguez destacó “el compañerismo y talante demostrado en estos años como concejal, aportando una experiencia y sabiduría encomiable”.

El Partido Popular de la Villa de Moya, liderado por Raúl Afonso, logró revalidar la mayoría absoluta en la Alcaldía del municipio norteño por tercer mandato consecutivo, al obtener 3.143 votos y diez de las trece actas de concejales en liza en los comicios celebrados el pasado 26 de mayo. Una victoria contundente con la que, además, los populares triplicaron con un 65,77% el porcentaje de apoyos obtenidos por el Partido Socialista, 20,69% como segunda fuerza y la única que ejercerá la oposición, al no obtener acta los representantes de Coalición Canaria-Unidos x Gran Canaria -5,34%-, Ciudadanos -4,02%- y Nueva Canarias -3,45%-. En la Villa de Moya, con un censo de 6.599 personas convocadas a las urnas, en esta ocasión se registró una participación del 73,21%.

La nueva corporación municipal tomó posesión coincidiendo con la romería ofrenda en honor a San Antonio de Padua, que se celebra a partir de las 19 horas, enmarcada en los festejos principales del municipio. Si se cumplen las previsiones, unas diez mil personas se congregarán a lo largo de la calle principal del casco moyense para participar en este evento que aúna canariedad, jolgorio y solidaridad, pues las ofrendas se entregan a las familias con menos recursos. A las 18.30 horas, la talla de San Antonio, datada en 1923 y procedente de la zaragozana Casa de Aranda, saldrá del pórtico de la iglesia de Nuestra Señora de Candelaria hasta la fuente del Paseo Doramas, donde le esperará la cabecera de la comitiva para iniciar el desfile nuevamente hacia el templo. Acompañando al trono, la Agrupación Musical Cumbres y Costas; los niños y niñas portando los carteles con los nombres de los diez barrios y pagos de la Villa; la Corporación municipal, ya con el nuevo alcalde al frente; el grupo de Bailarines y Tocadores del Norte, llegados por cuarto año desde la isla de El Hierro; el rebaño con un centenar de inquietas ovejas del ganadero local Francisco Díaz; y la tartana tirada por el caballo de José García ‘Maclau’. Tras ellos, la algarabía de parrandas y carretas enyugadas a portentosas reses.

Una romería ofrenda que celebra con fervor la Villa de Moya en honor a San Antonio de Padua y que se trata de un evento auténtico, arraigado en la más profunda tradición de las medianías del norte de Gran Canaria y con un enorme valor divulgativo sobre la historia, costumbres e idiosincrasia moyenses. Surgió en los años sesenta impulsada por Eloy Rodríguez Guerra y desde sus inicios se celebra el sábado más próximo al 13 de junio, día de la onomástica de San Antonio, con la participación de los barrios, colectivos culturales, deportivos y vecinales de la Villa. Si bien el origen de los festejos se sitúa a principios del siglo XX, recogiendo la herencia de la primigenia fiesta de Los Labradores, en la que los campesinos del municipio ya mostraban su devoción al santo como agradecimiento por las cosechas anuales. Mañana domingo se celebra la festividad religiosa, con la solemne Eucaristía y procesión con la imagen del santo por las calles del casco.