Compartir

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife comprobó el deterioro de los espacios públicos y mostró su preocupación por los problemas de accesibilidad vinculados a la estrechez de las aceras que obligan a los peatones a ir por la calzada

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, acompañada por el concejal de Servicios Públicos y Bienestar Comunitario y responsable del Distrito de Ofra-Costa Sur, José Ángel Martín, volvió al barrio de Santa Clara para recorrer sus calles junto con los vecinos y vecinas.

Patricia Hernández estuvo acompañada por vecinos y vecinas que, en su mayor parte, le trasladaron su preocupación por el deterioro que perciben tanto en las vías como en las aceras, así como en las plazas y espacios públicos.

Conocedora de la situación, Hernández identificó como uno de los principales problemas de accesibilidad del barrio la estrechez de las aceras que impiden a los peatones con dificultades de movilidad o a personas con un carrito de bebé poder transitar con normalidad y se ven obligados a hacerlo por la calzada con el riesgo que ello supone.

Además, tanto la alcaldesa como el edil de Servicios Públicos mostraron su preocupación por el deterioro de los espacios públicos del barrio y destacaron las grandes potencialidades que estos tienen para convertirse en auténticos puntos de encuentro, tanto para la juventud como para las familias y personas de más edad, y que, sin embargo, carecen de algo tan básico como zonas de sombra o parques infantiles para el disfrute de los pequeños.