Compartir

Se desprende de las palabras de Javier del Real, la clara idea de poner en su sitio a la Danza Española.

El Bailarín y Coreógrafo llevaba mucho tiempo madurando la idea de llevar al papel su visión sobre lo que tanto ama y viene defendiendo desde que comprobara que no se acertaba con la interpretación sobre lo que ‘es’ la Danza Española.

 

En una entrevista concedida a éste periódico digital y con motivo de la presentación éste jueves día 22 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria, ciudad donde reside desde hace más de diez años, de su libro “Metodología en Danza Española”, realiza un recorrido (a veces crítico, con aquellos que confunden la esencia de ese baile), para ayudar por sobre todas las cosas que nos puedan llegar a confundir con algo distinto a lo que puramente es <Danza Española>

 

Un libro que se divide en tres partes, la primera realiza la presentación del mismo que deja claro desde un principio donde irá a parar cualquier beneficio que se pueda obtener con su venta, como los derechos de autor que genere y que en lo que se genere por el derecho del autor de la obra, será donado a Favila (Asociación de Enfermos de Alzheimer de Ávila, recordar que se trata de la ciudad de origen del artista. Se trata de un libro que edita AOC (Asociación Orientada a la Cultura), una asociación de carácter cultural y medio ambiental, sin ánimo de lucro creada en 2007 y cuya actividad se desarrolla en las Islas Canarias principalmente, el libro continua con una breve descripción del motivo que le llevó a escribirlo y una tercera en la que se  mete de lleno con lo que entiende que es “La Danza”, su manera de verla y como se debe enseñar en el aula.

Del Real entiende que la Castañuela es un elemento destacable que debe formar parte de la enseñanza  de este arte, dejando claro que ha de tenerse en cuenta los diferentes estilos que conforman la Danza Española, como lo son la Escuela Bolera, El Clásico Español y el Folklor.

Durante los años dedicados como bailarín o como profesor de Danza Española, se ha dado cuenta que existe un gran desconocimiento general sobre ella, tanto en alumnos que se inician en este estilo, algunos profesores e incluso bailarines que se dedican de forma profesional a ello, ya que entiende que se puede confundir La Danza Española con  el Clásico Español, materia en la que entra en profundidad en su libro, con el ánimo de que se entienda de lo que se trata, se corrija para no continuar por la misma senda.

La Danza Española tiene detractores, como en toda materia, por eso mi empeño en defenderla, recuerda que la Danza la trajo a Canarias una de las grandes como lo fue Trini Borrul, tal y como describe que se debe enseñar, practicar y mostrar, pero no ha tenido la debida continuidad. Existen unas pautas que deben seguirse de manera estricta que de no hacerse se puede producir un desastre.

La mayoría de las escuelas que actualmente enseñan Danza Española, lo hacen como les han enseñado a ellos pero no aplican una metodología, es como si se aprendiera un baile que te enseña una vecina, lo practica,  pero sin conocer en realidad el por qué de esos pasos aprendidos. Ahora ya cada vez llegan más profesionales que si practican correctamente el ‘baile’, por lo que va camino de un conocimiento más certero. En nuestro país hay tan solo dos lugares donde realmente se conoce La Danza, Andalucía y Madrid, que es donde existen dos Conservatorios de Danza Española, de ahí su empeño en que en Las Palmas de Gran Canaria exista uno, entendiendo incongruente que haya Conservatorio Superior de Música donde se enseña a manejar todo tipo de instrumentos y no hay donde te enseñen como se usa una castañuela, como se coloca una espalda, como se hace un zapateado o como se hace un giro, el problema es que como hasta ahora ha habido una muy buena escuela de Danza Clásica, pero muy mala escuela de Danza Española.

Otra de las razones es que venían a Canarias profesionales que no trabajaban en la península, llegaban los que no tenían trabajo allí y que no tenían técnicamente unos conocimientos buenos, habida cuenta de su falta de práctica, trasladando una práctica no suficientemente buena, con falta de conocimientos esenciales que aunque los alumnos que tomaban sus clases pensaban que era todo maravilloso, dando como resultado una Danza Española distinta a la real.

El desembarco de escuelas como las de Paulina, Soraya, Rocío Pozo o como es el caso de la propia escuela de Javier del Real, están cambiando las cosas.

Existe una confusión a rasgos generales, la gente confunde La  Danza Española con El Clásico Español y la Danza Española tiene cuatro formas, que son El Cásico Español, la Escuela Bolera, el Flamenco  y el Folklor, no se puede decir que se hace Flamenco  o Danza Española, porque si haces lo primero ya estás haciendo lo segundo, sin ir más lejos,  algo que sí está fuera de la danza es la Bachata, baile que no tiene que ver nada con nuestra Danza.

En la actualidad se enseña Flamenco pero éste es un Flamenco muy contemporáneo, se mezcla la Danza Contemporánea con el Flamenco, este se ha nutrido siempre de muchos estilos culturales, es el caso de un paso que se conoce como ‘El Látigo’, que proviene del Claqué y no es lo mismo enseñar el mismo en su estilo que en el Flamenco, que lo que hace es <aflamencarle>.

Javier del Real se manifiesta de forma muy respetuosa con las innovaciones en los bailes, pero no tiene duda a la hora de su preferencia en estilos más conservadores, que reflejen la pureza de cada uno de ellos.

El futuro es algo incierto bajo, asevera Javier del Real, los programadores de espectáculos o directores de Teatros no programan Danza Española, ante la probabilidad de no tener público que asista, las compañías de Danza andan un poco perdidas a la hora de ofrecer sus espectáculos, ya que con la finalidad de captar mayor cantidad de público tratan de meter en sus espectáculos mas castañuela y panderetas, a veces el público se pregunta por lo que está viendo con sorpresa. Un ejemplo claro de que esto es así.

Debemos sentarnos los profesionales para tratar de marcar un criterio a seguir, que haga respetar lo de cada estilo con rigurosidad, que está muy bien la innovación , pero sin perder el norte de lo que es la base artística, ya tenemos una riqueza de pasos tan abrumadora , que al realizar actuaciones fuera de nuestras fronteras, en lugares como China, Japón, Francia, Italia, etc. y se llenan las salas, la Danza Española se ama fuera de nuestras fronteras, sin embargo en nuestro país,  “ ah, pero eso es …”, pero otras modalidades artísticas si las queremos aprender, pero, donde está nuestra Danza Española?