Compartir

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, participó hoy en el acto que el Ayuntamiento y la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 han celebrado en la Plaza de la Memoria para conmemorar el décimo aniversario del trágico accidente aéreo del JK5022, que acabó con la vida de 154 personas, muchas de ellas grancanarias, que viajaban en el avión siniestrado que cubría el trayecto Madrid-Gran Canaria.

Hidalgo trasladó a las víctimas de este terrible accidente todo su apoyo y el de la ciudadanía de Las Palmas de Gran Canaria para acompañar a los familiares en su dolor y en la lucha y la espera que mantienen “para impedir que se olvide este siniestro y para exigir que se aclaren las circunstancias, con lo que además estaremos ayudando a que algo así nunca más se repita”.

En el acto participaron también, por parte del Gobierno municipal, la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Aguas, Inmaculada Medina; el concejal de Barrios y Participación Ciudadana, Sergio Millares; el titular de Nuevas Tecnologías, Administraciones Públicas y Deportes, Aridany Romero; y el de Recursos Humanos, Mario Regidor.

El alcalde mostró todo su apoyo a la Asociación y aseguró que “esta ciudad va a mantener siempre en su memoria a todas y cada una de las víctimas y vamos a seguir apoyando a las familias, para que sientan que no están solos en su sufrimiento y en su lucha”.

“Son ustedes un ejemplo para todos nosotros porque, pese al dolor, mantienen una lucha valiente y decidida para evitar que se olvide este siniestro y para exigir que se aclaren las circunstancias, para impedir que algo así se repita”, apuntó.

El acto celebrado junto al muro de cristal en el que están inscritos los nombres de las 154 personas que murieron aquel día, se cerró con una lectura de poemas y varias actuaciones musicales en recuerdo de las personas que fallecieron y las que resultaron heridas en aquel fatídico accidente.

A su término, Hidalgo insistió en que “nunca se podrá ocupar el espacio que dejaron las 154 personas que fallecieron en ese accidente, muchas de ellas de esta ciudad”. Sin embargo, “la fuerza, el ímpetu de esta asociación sí ha conseguido que lo estemos recordando permanentemente y colocarlo en el escenario político después de que se les cerraran las puertas judiciales para que hubiera algún tipo de explicación”, añadió.

“Habrá que determinar, aunque sea políticamente y no en los juzgados, quién fue el responsable o responsables de la tragedia”, señaló el alcalde, que alabó la lucha de la Asociación, que ha conseguido, junto a las organizaciones internacionales de navegación aérea, que se pongan en marcha nuevos protocolos para intentar que se eviten estas tragedias y también para que se proceda en estos casos de forma más adecuada con las víctimas y los familiares de las víctimas, para que “nadie más sufra lo que tuvieron que sufrir ellos en aquella nave de Ifema”.