Compartir

El alcalde de la Villa de Moya, Poli Suárez, entregó en la mañana de hoy el reconocimiento que por cuarto año realiza el Ayuntamiento norteño a los cerca de cuarenta jóvenes del municipio que superaron las convocatorias de junio y julio de la Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU). Un premio consistente en un cheque por valor de 75 euros, coste de las tasas del examen, que el Consistorio asume con fondos propios y con el que el Grupo de Gobierno municipal valora un año más el esfuerzo realizado durante el curso por los estudiantes moyenses, al tiempo que estimula que continúen con su formación universitaria o profesional. Además, el Consistorio sigue desarrollando acciones para el fomento y la promoción de la educación en el municipio, manteniendo así su apuesta por la formación de los jóvenes iniciada en la pasada legislatura. Con subvenciones dirigidas a aliviar los costes de material escolar a las familias de la Villa con pocos recursos como las Becas y Ayudas al Estudio 2018/19 o las Becas de orfandad que ofrece la Fundación Alejandro Hidalgo.

Materias como Administración de Empresas, Ingenierías de Química o Informática, Enfermería, Psicología o Periodismo son las predilectas de esta generación de jóvenes moyenses, quienes se matricularán para el curso 2018/2019 en diferentes universidades, tanto en las Islas como en otros puntos del país. Los chicos y chicas mostraron su agradecimiento al Ayuntamiento de la Villa de Moya por este reconocimiento y, particularmente, al alcalde, Poli Suárez, quien les animó a continuar con su formación y les deseó “el mayor de los éxitos en esta nueva andadura que, sin duda, marcará sus vidas y será una etapa que recordarán siempre”. Igual que apeló Suárez a que “recuerden con humildad y orgullo sus orígenes moyenses, vayan donde vayan, pues este es el pueblo que les ha visto madurar y que también se enorgullece de sus jóvenes”. En este sentido, concluyó el alcalde, “somos un municipio modesto y no se les entrega una gran cuantía de dinero, pero merecen este gesto de reconocimiento como muestra de que Moya valora el esfuerzo que han realizado para llegar a donde quieran llegar”.

Asimismo, el Ayuntamiento de la Villa de Moya ha tramitado ya cerca de un centenar de solicitudes para las Becas y Ayudas al Estudio 2018/2019, dirigidas a aliviar los costes de material escolar a las familias de la Villa con pocos recursos; y las Becas y Ayudas de la Fundación Alejandro Hidalgo 2018/2019, para los alumnos en situación de orfandad. En la primera de estas subvenciones, es requisito indispensable que los estudiantes sean menores de 18 años, se encuentren empadronados y convivan en la Villa de Moya y vayan a cursar Educación Infantil, Primaria o Secundaria en cualquier centro público de enseñanza. Mientras que las Becas de la Fundación Alejandro Hidalgo se conceden a los estudiantes del municipio en situación de orfandad empadronados en la Villa de Moya y en función de los ingresos económicos.

Del mismo modo, la concesión de estas subvenciones está sujeta a que sean destinadas íntegramente a sufragar la compra de libros y material escolar, y son asignadas según los baremos establecidos por el personal técnico de la Concejalía de Políticas Sociales del Ayuntamiento de la Villa de Moya, encargado de evaluar cada caso y emitir la resolución de las solicitudes. Si bien tienen preferencia aquellas familias que presenten mayores dificultades económicas en virtud de su renta y de sus cargas familiares. En cuanto a las Becas y Ayudas de la Fundación Alejandro Hidalgo 2018/2019, esta convocatoria fue emitida por el Ayuntamiento de la Villa de Moya en virtud del convenio suscrito con la fundación que gestiona el legado educativo de este maestro y comerciante de Agüimes, nacido en 1851 en el seno de una humilde familia de labradores del sureste de Gran Canaria y afincado en la Villa de Moya, donde fue maestro, alcalde e hijo adoptivo del municipio.

Además, durante los meses de verano, el Consistorio moyense, en colaboración con La Caixa y Radio Ecca, desarrolla por séptimo año consecutivo el Programa Pro Infancia, para que medio centenar de niños del municipio puedan disfrutar de colonias infantiles, donde se realizan actividades didácticas, de ocio y tiempo libre. Y, además, gracias al convenio firmado con Educo, por quinto año los chicos y chicas con menos recursos que acuden a estos campamentos estivales, se les facilita el almuerzo como se hizo durante todo el pasado curso en los comedores escolares.