Compartir

La Asociación de Vecinos de Tejeda (AVETE) denuncia que anoche concluyó el plazo de tres días otorgado al Ayuntamiento de Tejeda por el juez tras la suspensión cautelarísima de los trasplantes sin que el Alcalde, Francisco Perera, se haya avenido a celebrar una comparecencia para resolver el conflicto.

El auto dictado el pasado martes día 5 por el magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Las Palmas, Alfonso Silos López de Haro, detuvo de forma provisional la ejecución del traslado de los árboles de la calle Doctor Domingo Hernández Guerra a unos terrenos municipales en Galindo. El plazo legal para que las partes pudieran encontrarse y aproximar posturas finalizó anoche y desde Avete han vuelto a acusar al alcalde de eludir sus responsabilidades para solventar el problema por la vía del diálogo y el entendimiento.

La Asociación vecinal y la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria interpusieron un recurso administrativo contra la desestimación del recurso de reposición que se había interpuesto previamente ante el Ayuntamiento. Los dos colectivos solicitaron que se acordara como medida cautelar provisionalísima la suspensión de la ejecución del acto administrativo impugnado, en este caso la poda y tala de los árboles en el marco de la primera fase del proyecto de Zona Comercial Abierta de Tejeda.

Para AVETE “parece quedar claro que el primer edil sigue enrocado en este asunto y ha preferido acogerse a la audiencia prevista en la Ley que regula la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, evitando una vez más que se estableciera un acercamiento positivo entre las partes para allanar el camino hacia el consenso”.

La Ley 29/1998 de 13 de julio prevé un plazo de tres días en los que el juez puede imponer medidas urgentes para dar lugar a que las partes puedan aclarar sus posturas ya sea mediante audiencia -que basta con la entrega de documentación y no requiere el encuentro entre las mismas -, o por comparecencia, lo que sí propicia la reunión entre ambas partes. El artículo 135 contempla que “debe convocar el juez a las partes para la celebración de una comparecencia, que habrá de celebrarse dentro de los tres días siguientes, para resolver definitivamente sobre el levantamiento, mantenimiento o modificación de la medida adoptada, buscándose de este modo el necesario equilibrio entre la satisfacción del derecho del recurrente a obtener tutela judicial efectiva, y el privilegio de ejecutividad de los actos administrativos que se reconoce a la Administración”.

La Asociación de Vecinos de Tejeda está convencida de que la concentración convocada para este domingo en apoyo a la Zona Comercial Abierta no busca otra cosa que ocultar la falta de diálogo y de participación ciudadana que ha caracterizado a todo este proceso. Además denuncia el déficit democrático que rodea al proyecto y que se pretende esconder tras esta movilización.

Según la secretaria de la Asociación, Siona García “el trasplante de los árboles es una cabezonería del promotor ya que los árboles no molestan ni han molestado nunca y está realizando una poda y trasplante de forma chapucera y sin cobertura legal”.

Además ha añadido que “Las raíces de estos árboles, en este caso, no han afectado al saneamiento. La prueba evidente es que no hay ninguna queja por escrito y además estos días se ha abierto y está en perfecto estado, hay documentación gráfica que lo acredita. Los árboles de San Bernardo, en Las Palmas de Gran Canaria, se podan y siguen estando donde siempre han estado, no son trasplantados”.

Insiste en que “los ciudadanos capitalinos no habrían permitido nunca el trasplante de los árboles, y sus políticos no van en contra de los ciudadanos, todo lo contrario los escuchan, hay participación ciudadana en los grandes proyectos que puedan afectar a la vida de los ciudadanos”.

“La oportunidad histórica que tiene Tejeda” – continua diciendo – “para paliar el problema de despoblación, abandono de la agricultura, no se soluciona talando o trasplantando los árboles de la entrada al pueblo. Eso se arregla con otras políticas. Por supuesto, manteniendo al pueblo de Tejeda como uno de los bonitos de España y para ello no podemos permitir que se transforme cambiando su memoria historia”.

“La subvención que ha dado el Cabildo de Gran Canaria”, afirma la secretaria de AVETE “tiene que dinamizar efectivamente al municipio y a su zona comercial pero no a cualquier precio. Se puede dinamizar la economía de Tejeda siendo respetuoso con lo que tenemos, de lo que nos sentimos orgullosos, nuestro eje verde, nuestras barandillas de madera noble y de piedra de cantería del lugar, el poder usar la única vía que conecta los servicios con los que cuenta el pueblo”.