Compartir

Los motivos para elegir las islas Canarias y en concreto, Tenerife, como desti-no vacacional son infinitos. Su clima, su orografía singular, su suelo volcánico, su gastronomía…

Todo ello se plantea en el contexto más general de discusión de los mecanis-mos de reconversión y reposicionamiento en los destinos tradicionales de sol y playa a través de la implementación de elementos de calidad en el negocio turístico.

Es en este punto donde el Hotel GF Victoria marca la diferencia en la oferta alojativa de Canarias, pues posee todos los mimbres para satisfacer las expec-tativas de quien viaja hasta este destino solo buscando la mayor calidad y con-fort en sus instalaciones.

Al respecto, Victoria López, directora general de GF Hotelesy consejera de Grupo Fedola asegura que “la excelencia no es un acto de un día, sino un hábito”. En ese sentido, asegura que este trabajo se logra con liderazgo: “Nuestro modelo de liderazgo se basa en crecer juntos, empresas y líderes, creyendo y conociendo al equipo, implicándonos y trabajando con ellos el liderazgo personal e interpersonal”.

“El turismo significa personas y no se debe perder la parte humana de este sector que la tecnología no nos da, por ello hay que humanizarlo, para lograr coadyuvar en el logro de esa excelencia”, apunta López.

Y Tenerife Sur, la joya del turismo internacional que llega a la isla, cuenta ya con una nueva fórmula totalmente diferenciada del resto que será oficialmente inaugurada el próximo 6 de junio en Costa Adeje, la mejor manera de consoli-dar destinos con altos índices de calidad para que Canarias no se conciba so-lamente como destino de sol y playa.

A pleno rendimiento ya, el Hotel GF Victoria se adelanta a los tiempos y crea un lugar en el que las personas que disfrutan de sus familias y les gusta disfrutar de su tiempo libre tienen el hueco perfecto.

Es además, el primer hotel de Canarias que logra la calificación Triple A debido a su abastecimiento energético, proveniente en un 90% de fuentes renovables. “Un punto importante ha sido invertir en maquinaria especializada para lograr un consumo de sólo un 10 % de energía convencional”, explica la directora, y prevé que “todas las empresas acabarán apostando por la sostenibilidad tarde o temprano”, concluye López.