Compartir

El consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, ha presentado esta mañana, la segunda edición de la Artenara Mud Run, una carrera de obstáculo que discurre por parajes como la Vega de las Cruces, el barranco de Las Lajas, la Montaña de las Indias y Barreto.

El consejero estuvo acompañado por el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Artenara, Roberto García Guillén y el gerente de la Bestial Events, Alfredo López, coorganizadores de esta prueba que tendrá lugar el próximo 31 de marzo.

Torres aseguró que “esta es una de las pruebas más originales de todas las que conforman 'Isla Europea del Deporte', es una prueba divertida en donde prima sobre todo el buen humor y el barro. Además es una magnífica oportunidad para disfrutar de los paisajes del municipio más alto de la Isla.”

La Artenara Mud Run es la primera carrera en Gran Canaria con este formato, que no tiene más pretensión que la diversión y en la que la exigencia física es menor que el de las otras dos tipologías: la Race y la Challenge.

El concejal de Deportes del municipio de Artenara, Roberto García aseguró que “somos conscientes de la fragilidad del entorno en donde se disputa esta carrera, por eso hemos decidido poner un tope a las inscripciones, que ya alcanzan los 800 participantes. Sabemos que es un evento diferente, en donde los participantes pueden, incluso, venir disfrazados. Esperamos mucha afluencia de gente ya que coincide con las vacaciones de Semana Santa”. García añadió que “Artenara quiere consolidarse como un municipio referente en deportes de montaña, tenemos entornos más que óptimos para ello.”

Por su parte, Alfredo López, gerente de Bestial Evens, explicó que “con esta prueba comienza la temporada de carrera de obstáculos en Gran Canaria y es una oportunidad para que cualquier deportista habitual o no, que quiera tener una idea de lo que es hacer algo más que running o trail running, puede conocer la sensación de lo que es una verdadera carrera de obstáculos participando en ésta”.

López añadió que “esta segunda edición cuenta con 25 obstáculos que no tienen una gran dificultad, por lo que no requieren ninguna técnica ni preparación especial.”