Compartir

El dispositivo de emergencia de mujeres agredidas (DEMA) de Gran Canaria recibió 739 alertas el pasado año, mayoritariamente por agresiones físicas y psíquicas, así como por amenazas de muerte. El 89,9 por ciento de las mujeres atendidas en este servicio eran pareja o expareja de sus agresores. En los servicios insulares, municipales y mancomunados este porcentaje ascendió al 93 por ciento.

Gran Canaria dispone de 22 recursos para la atención a personas víctimas de violencia machista. Coordinados por el Cabildo, en convenio con el Instituto Canario de Igualdad, la isla cuenta con un DEMA, 22 centros de información y asesoramientorepartidos por los municipios y 4 recursos de acogida, que atendieron a 4.868 personas que en 2017 sufrieron violencia machista, 4.597 mujeres y 271 menores. Así lo expuso hoy María Nebot, consejera de Igualdad, que junto a la coordinadora insular de violencia, Antonia Alduán, presentaron la memoria de los servicios de 2017.

La mayoría de las mujeres atendidas tiene entre 31 y 50 años (56 %), el 60 por cientocuenta con estudios de Graduado Escolar, ESO o inferiores. El 80,7 por ciento son población activa, de las que el 65 por ciento se encuentra en situación de desempleo.

Nebot llamó la atención sobre el perfil de las usuarias de los servicios públicos que “no representan a la totalidad de las afectadas por este tipo de violencia. A estos recursos acuden mujeres con escasos recursos económicos y bajos niveles académicos, lo que no significa que mujeres con mejor posición socioeconómica estén libres de la violencia machista, solo que estas afrontan estas situaciones por otras vías.”

Así mismo, subrayó que la dependencia económica es una variable que prolonga la relación con el agresor, dificultando a las mujeres la salida del círculo de la violencia.

Respecto a las denuncias, el 55,6 por ciento de las usuarias la ha presentado. El 37,7 por ciento cuenta con medida de protección. El 51 por cientode ellas ya había tramitado otras denuncias contra el mismo agresor. Al respecto, Alduán recordó que no es preciso denunciar para ser atendida por ninguno de los servicios, tampoco el de acogida.

Menores

Los servicios insulares atendieron a 651 menores en entornos de violencia machista. Una vez valorados, intervinieron directamente con 271. En el 82 por ciento de los casos, el agresor era padre de estos menores. En el 11 por ciento eran pareja o expareja de las madres. El 64 por ciento fue víctima de violencia psíquica. El 17 por ciento presenció episodios de violencia a sus madres.

Los centros de acogida (Centro de Acogida Inmediata, las casas de acogida del Cabildo, Edimar y un piso tutelado) cuentan con 55 plazas. En 2017 albergaron a un total de 59 mujeres y 48 menores. El tiempo de estancia media en estos centros fue de 129 días.

En cuanto a las cifras de años anteriores, las cifras so que en 2014 fueron atendidas 3.733 mujeres y 645 menores, en 2015, 4.941 y 823, y en 2016, 3.982 y 432 hasta 2017 con 4.597 y 651.