Compartir

El corredor moyense Evaristo Almeida se proclamó este sábado campeón de la Maratón Circular Extrema Villa de Moya, batiendo el récord de esta categoría tras recorrer 42 kilómetros y pasar la meta con una marca de 03:58:11, 13 minutos menos que el anterior registro. Mientras que Mariló González revalidó el título conquistado en 2017 con un tiempo de 05:12:52 y también hizo saltar por los aires su propio récord de la categoría femenina, fijado hasta hoy en 05:50:15. Por detrás de ambos, Andrés Santana y Javier Sosa como segundo y tercero respectivamente, con tiempos de 04:07:02 y 04:10:49; y por las féminas Iballa Castellano y Graciela Acosta repitiendo la tercera posición del año pasado, con sendas marcas de 05:14:36 y 05:22:31. Una séptima edición de la popular carrera moyense que se saldó prácticamente sin incidencias, con buena meteorología y en la que el millar de corredores y corredoras procedentes de diferentes puntos de la isla y del Archipiélago, se sumaron al apoyo de la Organización a la iniciativa de proclamar el Trail deporte olímpico, liderada por el alcalde de la Villa de Moya y senador por Gran Canaria, Poli Suárez.

El título de la categoría Media Circular, de 24 kilómetros, también se quedó en casa, con el triunfo de Dani Santana, quien traspasó el arco de meta situado este año como novedad en el Parque Pico Lomito en 01:54:13; seguido muy de cerca por Alberto González, con 01:54:52 como segundo clasificado; y por Francisco Rodríguez como tercero, con un tiempo de 01:58:24, en una modalidad que resultó especialmente emocionante y disputada durante todo el recorrido. Mientras que en la categoría femenina la victoria tuvo acento alemán acanariado, con la corredora Kerstin Engelmann-Pilger, con una marca de 02:11:59, casi seis minutos menos que su perseguidora inmediata, Mónica Zofio, segunda clasificada con 02:17:28; y, algo más distanciada, María José Guillén, tercera con un registro de 02:26:24.

Muy disputada estuvo también la distancia más corta, la Mini Circular, de 12 kilómetros, en la que la victoria femenina fue para Amaia Ramos, con un registro de 01:10:24; muy cerca de ella, Elsa Padrón pujó hasta el final por repetir su triunfo de 2017 aunque finalizó segunda y Carmen Fuerte tercera, con un tiempo de 01:10:46 y 01:23:36 respectivamente. Por su parte, Xavier Rodríguez fue el primero en cruzar la línea de meta con un registro de 00:059:30, seguido de Jonathan Peña, con 01:00:23 y de Jorge Sánchez, completando el podio con una marca de 01:00:41.

AVIS Kilómetro Rápido

La séptima edición de la popular carrera de montaña Circular Extrema Villa de Moya volvió a contar este año con un incentivo añadido para los corredores y corredoras: el AVIS Kilómetro Rápido. Un novedoso reto patrocinado por AVIS Canarias, que en la categoría Maratón Circular conquistó Evaristo Almeida y, por segundo año consecutivo, Graciela Acosta, quienes atravesaron el tramo comprendido entre Lomo El negro y Montaña Las Palmas en 00:08:11 y 00:10:28; también Dani Santana y Kerstin Engelmann-Pilger hicieron lo propio en la categoría Media Circular con sendos tiempos de 00:07:39 y 00:08:43 respectivamente; y Xavier Rodríguez y también por segundo año Elsa Padrón fueron los más rápidos de la Mini Circular, con 00:07:39 y 00:09:06 en este tramo. Los ganadores y ganadoras absolutas de las tres modalidades de competición, recibieron como premio el alquiler de un vehículo de la compañía AVIS Canarias durante un fin de semana y en cualquiera de las siete islas, además del reconocimiento por haber sido los corredores más rápidos en este punto.

Se trata de un tramo especialmente atractivo para imprimir velocidad, en una fase de la carrera en la que los corredores todavía llegaron con las piernas frescas, transcurrido poco más de un cuarto de la prueba en al caso de la Maratón Circular. Si bien intentar conquistar este reto pudo condicionar la estrategia para afrontar la clasificación general y el resto de recorridos, destacados por la dureza, el marcado desnivel, la variada orografía por la que transcurrieron y los microclimas que encontraron los corredores en tan poco espacio. Mientras etapas como la de Barranco de Azuaje o Los Tilos se caracterizan por una intensa humedad que pudo provocar deshidratación, la zona de Montañón Negro es más seca y se produjeron instantes de niebla densa o llovizna entre los pinares.

Categoría por parejas

Entre las novedades incluidas este año en la carrera, cabe destacar la modalidad por parejas, tanto en la categoría Maratón Circular como en la Media Circular, en las que equipos formados por dos corredores masculinos, femeninos o mixtos pudieron participar relevándose en el kilómetro 21 para que fuera el otro integrante quien completara el recorrido hasta la línea de meta, sumando el tiempo de ambos para la clasificación final; mientras que en la prueba de 24 kilómetros, los dos integrantes del equipo, también masculinos, femeninos o mixtos, tomaron la salida juntos y llegaron a meta los dos al mismo tiempo para poder puntuar en la clasificación. Modalidad en la que se proclamaron campeones de la Maratón, la pareja formada por Esteban García y Alejandro Fraguela; y José Luis Sánchez y Nuria Muñoz. Mientras que en la Media Circular ganaron Althay García y Alejandro Pinto; Sara Migueles y Sabrina Díaz; y Saray Batista y Santi Lantigua.

Recorridos y horarios

En cuanto a los recorridos, la carrera moyense ha seguido evolucionando y adaptando su exigencia tanto a corredores profesionales como a aquellos que se inician en este tipo de pruebas, ofreciendo una competición de gran nivel en cada una de las tres modalidades. Si bien todos los participantes han podido disfrutar de los espectaculares parajes y senderos que atraviesan espacios naturales de gran valor, como la antigua Selva de Doramas, las medianías del municipio o los altos de Fontanales. Paisajes que cada año maravillan a todos los participantes y que suponen uno de los principales atractivos de esta esperada cita que, en su eslogan de este año, invitó a los corredores a superar sus límites.

La Maratón Circular, de 42 kilómetros y con 250 plazas, presentó 2432 metros de desnivel positivo y 2428 de desnivel negativo y una cota máxima de 1725 metros sobre el nivel del mar; la Media Circular volvió a ser de 24 kilómetros y 300 plazas disponibles, 1631 metros de desnivel positivo y negativo y una cota máxima de 1216 metros sobre el nivel del mar; mientras que la Mini Circular, de 12 kilómetros y también 300 plazas, contó con un desnivel positivo de 792 metros y negativo de 791 metros, alcanzando una cota máxima de 889 metros. Para los amantes de la naturaleza que quisieron disfrutar de los paisajes de la Villa de Moya sin la presión de la competición, paralelamente a la carrera se volvió a organizar la ruta de senderismo, de 9 kilómetros.
Limpieza de senderos y respeto por el medio ambiente

Asimismo, la Concejalía de Deportes y la Concejalía de Residuos del Ayuntamiento de la Villa de Moya, en colaboración con Ecoembes y el Cabildo de Gran Canaria, diseñaron una campaña de concienciación y recogida selectiva de los residuos generados en el comedor de la carrera, que contempló el reparto entre todos los participantes de un tarjetón informativo y se difundió en este espacio y en redes sociales un vídeo con los pasos adecuados a seguir para separar y reciclar correctamente. Además, de cara a la celebración de la VII Circular Extrema, el Ayuntamiento moyense ha limpiado y acondicionado estos días más de 12 kilómetros de senderos y caminos rurales del municipio, para que los recorridos presentaran las mejores condiciones. Gracias a las tareas de desbroce, limpieza y retirada de residuos acumulados que realizaron los operarios municipales en varios tramos del Barranco de Azuaje, tanto en el descenso desde Carretería como la subida a Capellanía, Doramas y el sendero de las Cuevas de Doramas; el tramo de Montaña Las Palmas; El Tablero; Camino El Pirulero; La Jurada; Camino La Laja; y el Camino de San Fernando.

Estos senderos rurales que el Consistorio de la Villa de Moya ha ido rehabilitando en esta y en las ediciones anteriores de la carrera, poseen un gran valor etnográfico y ambiental, pues antaño eran utilizados por la población local para desplazarse de un punto a otro o salir a pastar con los ganados. Su recuperación para la carrera es una clara muestra de que los espacios naturales, lejos de suponer un obstáculo para el desarrollo, pueden convertirse en un elemento de progreso para la población y economía de la Villa de Moya, en convivencia sostenible con eventos como la Circular Extrema. Carrera que, desde su primera edición, el Ayuntamiento de la Villa de Moya ha vinculado a la concienciación de los ciudadanos, locales y foráneos, de la importancia de cuidar, valorar y respetar el entorno del municipio.

Una prueba de gran arraigo popular que, además de la competición saludable, promueve la concienciación, cuidado y revalorización de la excepcional naturaleza del municipio norteño, que cuenta con hasta siete espacios naturales protegidos en su territorio. Las reservas integrales de Los Tilos, Azuaje y Barranco Oscuro; los paisajes protegidos de Las Cumbres y el Montañón Negro; y parcialmente los parques rurales de Doramas y del Nublo, forman el tesoro ecológico de la denominada Villa Verde de Gran Canaria. Y uno de los grandes atractivos de la VII Circular Extrema, pues, en poca distancia, los corredores se deleitarán con espectaculares parajes y la diversidad paisajística, de flora y de microclimas por los que transcurrirán los trazados.

La VII Circular Extrema Villa de Moya estuvo organizada por el Ayuntamiento de la Villa de Moya y contó con el patrocinio y colaboración del Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria; Gran Canaria Isla Europea del Deporte; Hospitales San Roque; Gatorade; Ayagaures Medioambiente; Provital; Top Time Eventos; Base Sport; Tirma; Aguas de Teror; GB Nutrición; Panadería Vicmó; Loype; Agrícola del Norte de Gran Canaria; Tommy Bolaños Dietética y Nutrición; AVIS Canarias; Spa Kinesia; Bizcochos Doramas; y la Escuela de masaje y terapias alternativas Begoña Ferrero.