Compartir

Este fin de semana Gran Canaria ofrecerá las esperadas estampas que han dejado las lluvias, pero también la necesidad de disfrutar con prudencia por los efectos posteriores al temporal, así como la inaccesibilidad a varias áreas recreativas y a la Presa de Las Niñas, ya que la carretera 605 permanecerá cerrada tanto para acceder desde la costa como desde la cumbre.

Precisamente por los efectos posteriores al temporal, el Cabildo mantendrá su Plan de Emergencias Insular activado en fase de prealerta y agradece al operativo de más de mil personas la intensidad con la queque ha trabajado para atender las múltiples incidencias que se han producido esta concatenación de alertas.

También a la población por su cooperación, ya que en la medida que ha seguido las recomendaciones, la exposición a los peligros y las incidencias con repercusión para las personas se han minimizado.

El ejemplo más palpable se produjo el domingo pasado, en el que era importante evitar las actividades al aire libre, senderismo, ciclismo, escalada, equitación y tantas otras que se suelen practicar dado el clima y la naturaleza de Gran Canaria, de manera que no hubo que efectuar rescates que de otra manera es probable que se hubieran producido, como sucedió en Tenerife con ocho turistas en el barranco de Masca.

En cualquier caso, pasada ya la alerta, los derrumbes se siguen sucediendo en general y en particular en la vía 605 que une Mogán con Ayacata y pasa por Las Niñas. El personal de Carreteras no ha parado de retirar el material caído en estos desplomes, pero continúan produciéndose, incluso en los mismos lugares recién acondicionados, por lo que es necesario que permanezca cerrada hasta que paren y poder actuar en ella, ya que es peligrosa tanto para la población como para el personal, de manera que está prohibido el paso tanto en coche como de forma peatonal.

La población puede disfrutar entre tanto del resto de las presas, ya que han recogido mucha agua y también ofrecen estampas dignas de admirar, pero no sin precaución porque Aemet prevé la posibilidad de lluvias, incluso localmente fuertes.

El territorio ha recibido mucha agua, está muy resbaladizo por algunas zonas y quebradizo por otras, y los desplomes se producen en diversidad de laderas, por ello hay que extremar el cuidado en los senderos y vías más afectadas, así como usar calzado adecuado.

Las infraestructuras de uso público del Cabildo quedaron abiertas este viernes salvo las áreas de Ana López y Ermita de Santiago, así como Morro de Santiago y la Finca de Tirma.