Compartir

Ante la activación de la alerta por fenómeno meteorológico adverso comunicada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en aplicación del Plan de Emergencias Municipal (Pemulpa) y siguiendo instrucciones de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, la concejala de Carnaval, Inmaculada Medina, se ha reunido con el director artístico Israel Reyes, el equipo técnico de Carnaval y con el presidente de la Federación Insular de Grupos del Carnaval (FIGRUC), José María González Pérez, para llegar a un acuerdo con respecto a la celebración del concurso de murgas, cuya primera fase, prevista para la noche de hoy, lunes 29, se ha visto afectada por la meteorología.

Así, aunque en un primer momento Medina, gracias al apoyo incondicional de la Consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, ofreció, entre otras opciones, el Gran Canaria Arena para la celebración de las tres fases del concurso, el presidente de FIGRUC, en esos momentos conectado a los presidentes de las 21 murgas participantes a través de un grupo de Whatsapp, compartió las inquietudes de los grupos que deseaban volcar el trabajo de todo un año sobre las tablas del escenario del Carnaval, aunque eso supusiera tener que afrontar diariamente la incertidumbre de la previsión meteorológica. Entre los motivos que inclinaron la balanza hacia la continuidad en el parque de Santa Catalina, el “templo del Carnaval” se buscaba la cercanía con el público y la garantía de mantener la puesta en escena de los grupos tal y como habían concebido sus interpretaciones, espectáculo de calle para disfrutar junto a la afición.

Tanto Medina como González y el equipo reunido convinieron que si el espíritu del Carnaval celebra la fiesta en la calle, la participación y la espectacularidad de las propuestas, asumirían el riesgo de lluvia e irían modificando la agenda prevista teniendo en cuenta el parte meteorológico y la cantidad de público y participantes de los actos de la semana.

De esta forma, al término de la reunión se decide que la primera fase de murgas, si el tiempo lo permite, se celebrará mañana martes, 30 de enero, a las 20:30 horas, en el escenario del parque de Santa Catalina.