Compartir

El Ayuntamiento de Arucas recibe un total de 4 millones de euros como fruto de su buena gestión presupuestaria, tal y como se desprende de la auditoría realizada por el Gobierno de Canarias sobre las cuentas y presupuesto del año 2016, que señala que el municipio ha cumplido con todos los indicadores de salud financiera que establece la Ley de Fondo Canario de Financiación Municipal, apostillando que ha habido una importante mejora en relación al ejercicio de 2015.

Según el Segundo Teniente de Alcalde y Concejal de Hacienda, Gustavo Martín, las cuentas municipales “presentan una evolución positiva en lo relativo a su gestión económica y financiera, tal y como reflejan los indicadores de referencia, que en este caso son el ahorro neto, el endeudamiento con las entidades financieras, la gestación recaudatoria, el remanente de tesorería y el esfuerzo fiscal”.

Bajo estos parámetros, el ahorro neto del Ayuntamiento se sitúa un 10,7% por encima de lo exigido, mientras que el remanente de tesorería se eleva un 70% y la gestión recaudatoria un 1,5%.

Del análisis de la auditoría realizada se concluye que “el endeudamiento del Ayuntamiento con las entidades bancarias es inexistente, al mismo tiempo que el presupuesto del Consistorio ha experimentado un avance del 6,5% en los ingresos y del 6,1% en los gastos”.

Otros datos a destacar, en el capítulo de ingresos, es que las transferencias que recibe el Ayuntamiento de otras administraciones representan el 57,4% mientras que los ingresos tributarios suponen el 38,4%.

El gasto por habitante se estacionó en 646 euros, cantidad que se sitúa por encima de los 604 por habitante registrados en el ejercicio 2015; un grado de realización de los gastos que se sitúa por encima de la media de los municipios de Canarias.

Para el también Concejal de Hacienda, Gustavo Martín, “la buena gestión realizada en los presupuestos del año 2016 nos permitió en 2017 bajar impuestos como el IBI, aumentar las bonificaciones por la compra de vehículos no contaminantes o por instalar paneles solares en las viviendas a la vez que impulsamos un mayor número de actividades culturales, sociales y deportivas, además de aumentar el capítulo de inversiones en nuevas obras públicas y en la mejora de instalaciones municipales”.