Compartir

La concejalía de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha concedido a lo largo del año 2017 un total de 802 ayudas al alquiler de una vivienda a familias en situación de dificultad socioeconómica por un valor de 1.140.000 euros. Una cifra que supone un aumento de cerca del 20 por ciento con respecto a las concedidas en el año 2016, que fueron 655 ayudas.

Así lo ha asegurado el responsable del área, Javier Doreste, que ha recordado que “hemos entregado prácticamente todo el dinero que teníamos presupuestado para poder ayudar a las familias que peor lo están pasando debido a la falta de ingresos, una cantidad que inicialmente estaba fijada en un millón de euros y que posteriormente decidimos aumentar en 140.000 euros”.

“Este tipo de ayudas van dirigidas a familias que tienen dificultades para afrontar el pago del alquiler de sus casas, algunas de las cuales, están en peligro de ser desahuciadas de sus hogares. Precisamente por eso, no descartamos incrementar en el último trimestre del año el 1.140.000 euros que hemos presupuestado para este 2018”.

El Consistorio tuvo que aprobar en el año 2016 una modificación de crédito para ampliar en 300.000 euros la partida destinada a pagar las ayudas al alquiler para familias sin recursos de la ciudad. Ese incremento del 42% aplicado por el área de urbanismo con respecto a la previsión inicial del presupuesto de 2015 realizada por parte del anterior gobierno del Partido Popular, sirvió para poder ayudar a más de 200 familias que necesitaban de manera urgente este apoyo de la administración para poder pagar una vivienda digna.

Las ayudas económicas que concede el Ayuntamiento para el pago de alquileres a familias socialmente vulnerables ascienden a una media de 1.445 euros al año, las ayudas se conceden durante seis meses, aunque se pueden prorrogar en los casos más urgentes hasta un máximo de dos años. La cantidad y el tiempo de concesión de las ayudas, que evalúan los técnicos del área de Vivienda Municipal, dependen de la situación sociolaboral y familiar de las familias solicitantes.