Compartir

Los trabajos de desbroce de caminos vecinales avanzan a buen ritmo, por lo que desde el Ayuntamiento se felicita a los operarios y operarias contratados por medio del Programa extraordinario de empleo social (PEES), por el que el Ayuntamiento se ha adherido al Acuerdo-marco de colaboración entre el Servicio Canario de Empleo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y la Federación Canaria de Municipios para el desarrollo de tareas de utilidad y de reinserción social en el marco del Programa Extraordinario Bianual de Empleo Social para los ejercicios 2017 y 2018.

En dos semanas han quedado transitables los caminos de Los Olivos al Estanco; del Llano de María Rivera al Molino; de Gargujo a Los Silos; de Cuevas del Guanche a Pino Santo Bajo; mientras está finalizando la limpieza del que conduce por la Cuesta Caraballo a Las Goteras y el que conduce de Pino Santo Bajo a la Unitaria del barrio. El Camino de Hoya Chiquita y el camino que lleva de Hoya Chiquita al Drago también se limpian minuciosamente.

Por otra parte, los/as operarios/as del Plan de empleo para unidades familiares sin recursos 2017, financiado por el Cabildo Insular de Gran Canaria y por la Comunidad Autónoma de Canarias, mediante recursos del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), después de limpiar tanto los miradores del Gamonal y La Atalaya, como las áreas recreativas y veleros del Barranco Guiniguada, avanzan igualmente a buen ritmo en los trabajos de limpieza de los barranquillos del municipio. El trabajo de limpieza de barranquillos es más arduo, no solo por la mayor presencia de vegetación, sino porque personas sin escrúpulos tiran al medio natural desde placas de cocina de vitrocerámica a latas, pasando por todo tipo de trastos y enseres.

Los/as operarios invierten parte del tiempo en la separación de residuos para llevarlos clasificados al Ecoparque, como es preceptivo. En menos de un mes estos operarios y operarias -a los que el Ayuntamiento felicita igualmente por su diligencia- han abierto los barranquillos del Gamonal, unos metros por encima de las viviendas, a modo de prevención del fuego, mientras se encuentran trabajando en la actualidad en el Gamonal Alto y la curva del Molino.