Compartir

El Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria desplegó durante la madrugada y mañana de hoy sábado un dispositivo especial compuesto por 100 operarios y 33 máquinas para limpiar las calles del entorno de Vegueta y Triana de los restos de basura que dejó la celebración de la tradicional Noche de Reyes. El dispositivo de refuerzo finalizó su labor a las 12.00 horas con un balance de 18.980 kilos de basura recogidos y 310.000 litros de agua empleada para baldear las calles, plazas y todos los espacios públicos afectados.

El plan especial de limpieza que se activó a las 05.00 horas de hoy estaba compuesto por 3 mandos, 6 conductores de brigadas, 3 conductores de baldeo, 36 peones de barrido, 6 peones de baldeo, 2 Operarios de Primera, 11 conductores de baldeo, 9 conductores de barredoras, 22 peones de baldeo y 2 mecánicos.

Las zonas donde el dispositivo tuvo que realizar un mayor esfuerzo y donde más basura se recogió se concentraron en los habituales espacios de celebración como la calle Mayor de Triana, la Plaza de San Bernardo, el casco histórico de Vegueta y la GC-110 (carretera del Centro).

En comparación con la Noche de Reyes de 2017, se han recogido 1.160 kilos de residuos más que hace un año, en donde se retiraron 17.820 kilos. Este año se ha producido una reducción del agua utilizada, que ha sido de 150.000 litros menos que en 2017.

El dispositivo especial que había preparado el área de Sostenibilidad para la Cabalgata, que se activó desde las 16:30 horas hasta las 04:00 de la madrugada, recogió un total de 7.200 kilos de residuos, 4.720 kilos menos que el año anterior, donde se retiraron 7.200 kilos. Los empleados municipales tuvieron que emplear 3.000 litros de agua de baldeo durante todo el recorrido de la cabalgata para que las calles de la ciudad recuperaran la toda normalidad, 1.000 litros menos que en 2017. La Plaza Manuel Becerra y el Parque de San Telmo fueron los lugares en los que más residuos se acumularon. El plan organizado por el Ayuntamiento para la limpieza integral del recorrido de la cabalgata estuvo formado por 69 trabajadores y 21 máquinas de limpieza.

Todo el recorrido de la cabalgata se volverá a baldear mañana domingo por la noche, logrando así, recuperar la normalidad en materia de limpieza, ya que el viento que existió durante la cabalgata, dejó en balcones, árboles y cornisas, restos de serpentina y confetis.

En lo referente a la seguridad, los efectivos desplegados anoche, 75 policías locales entre agentes del turno nocturno y el Grupo Operativo GOIA-UE, además de 54 personas entre bomberos y voluntarios de Protección Civil, tuvieron que actuar en cinco requerimientos por molestias de ruido, un requerimiento de colaboración por lesiones, un accidente con herido debido a un atropello, dos accidentes con alcoholemia en el que se instruyeron diligencias, y un accidente con dos heridos, uno de ellos un menor de 18 meses.