Compartir

El Ayuntamiento de la Villa de Moya cerró en la mañana de hoy viernes el ejercicio de 2017 con la celebración de un pleno extraordinario, en el que se aprobaron por unanimidad todos los puntos planteados en la sesión por el Grupo de Gobierno. Entre ellos, la toma en consideración de la auditoría de gestión realizada en base a la liquidación del presupuesto municipal del año 2016 para la obtención del Fondo Canario de Financiación Municipal; la aprobación del informe definitivo de fiscalización de la cuenta general de 2015; la contratación mancomunada del suministro de energía eléctrica entre los municipios de la Mancomunidad del Norte; la suscripción del convenio de cooperación con el Gobierno de Canarias para el desarrollo de actuaciones complementarias, añadiendo a la ejecución de las prestaciones básicas de servicios sociales actividades de carácter técnico de reconocimiento de la situación de dependencia durante 2017; la prórroga para finalizar los trabajos del Área de Regeneración y Renovación Urbana de El Roque; la disponibilidad de los terrenos para la ejecución del proyecto Reposición de pavimentos urbanos en el entorno del Charco de San Lorenzo; o la colaboración con el Cabildo de Gran Canaria en materia de Recursos Humanos.

“Una vez más ha quedado demostrado que estamos en el buen camino y que este Ayuntamiento es un ejemplo de buena gestión y de responsabilidad social, como así incluso ha reconocido con sus votos en este último pleno el grupo de la oposición”, celebró el alcalde moyense, Poli Suárez. En este sentido, subrayó el primer edil, “finalizamos 2017 con la satisfacción del deber cumplido y con el mayor ánimo para afrontar el nuevo año con las mismas ganas de trabajar por nuestro municipio y por nuestros vecinos”. Y destacó de 2017 y del tiempo que ha transcurrido de legislatura, sobre todo, “las acciones que hemos ido emprendiendo en los barrios en materia de comunicaciones, accesos y de suministro y abastecimiento de servicios esenciales, para adecuarlos a niveles óptimos de desarrollo y al trato que merecen todos los moyenses”. Mostrándose convencido de que los vecinos del municipio “también están muy orgullosos de su Ayuntamiento”.

En cuanto a los puntos más destacados del orden de la sesión plenaria se encuentra la auditoría de gestión realizada en base a la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento moyense de 2016 para la obtención del Fondo Canario de Financiación Municipal, que reflejó una evolución positiva en lo relativo a la gestión económica financiera y presupuestaria del Consistorio norteño respecto a 2015. Situándose, tal y como recoge el informe, en los indicadores de salud financiera establecidos por la Ley del Fondo Canario de Financiación Municipal, especialmente en el ratio de Remanente de Tesorería, donde se acumulan todos los saldos pendientes tanto a cobrar como a pagar, así como el efectivo resultante de la actividad económica. En este caso, los datos registrados muestran una clara fortaleza de la Corporación moyense y un aumento de la capacidad real para hacer frente a su estructura financiera.

Además, el Ayuntamiento moyense, acordó adherirse al Protocolo General de Actuación suscrito entre la Federación Canaria de Municipios (FECAM) y la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, para optar al desarrollo de una serie de actividades complementarias que añadirán a la ejecución de prestaciones básicas de servicios sociales, sobre todo relacionadas con la atención social primaria a la población, acciones de carácter material o técnico en el marco del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia durante 2017. Un protocolo que incluye una aportación económica a las partidas municipales destinadas para ese fin de más de 8 mil euros.