Compartir

El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado en Consejo de Gobierno el aumento de la partida para el programa de ayudas para la reintegración familiar de menores que se encuentran bajo medidas de protección en la red insular de hogares de acogida hasta alcanzar los 320.000 euros para los próximos 4 años, 80.000 al año frente a los 31.500 que destinaba hasta ahora.

El programa responde a la necesidad de ayudar económicamente a las familias y facilitar así el regreso de los menores después de haber permanecido en situación de acogimiento residencial, detalla la consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo, Elena Máñez.

“Teniendo en cuenta el éxito del programa hemos aumentado la partida en los presupuestos para llegar a un mayor número de familias”, añadió.

Las familias que actualmente se benefician de las ayudas pasarán al nuevo programa siempre y cuando los Servicios Sociales municipales, que son los que tramitan las ayudas, emitan un informe favorable.

La ayuda se concede a través de una subvención periódica mensual a las familias, que las destinarán a cubrir los gastos relativos a la alimentación,ropa, vivienda, equipamiento, educación y otros gastos de los menores.

Esta ayuda económica forma parte de una intervención profesional más amplia, familiar, educativa, social, laboral y sanitaria en la que los Servicios Sociales municipales especializados en el ámbito de la protección a la infancia son los encargados de detectar y subsanar las situaciones de carencia o necesidad en las familias.

La cuantía de las ayudas, que tendrán carácter temporal, se determinará en función de los criterios de valoración económicos establecidos en el programa,y el importe va desde los 62 hasta los 325 euros mensuales según los ingresos de la familia, y hasta un máximo de 1.440 euros en el caso de varios menores o de un menor cuando concurran varios criterios de valoración.