Compartir

Este tipo de fotografía es aquella que se realiza sin el uso de lentes u objetivos. Las cámaras estenopeicas suelen ser artesanales, se construyen con cajas de cartón, latas, cajas de cerillas, botes o cualquier otro artefacto que podamos cerrar el paso a la luz. Básicamente consiste en una cámara oscura con un pequeño agujero (llamado estenopo), por el que se deja entrar los rayos luminosos que incidirán sobre el papel o película fotográficos.

La fotografía estenopeica es una de las primeras técnicas utilizadas en el ámbito de la fotografía. Sin embargo, aún es practicada esporádicamente tanto por fotógrafos profesionales como por aficionados a la fotografía y a la fotografía artística. Es utilizada sobre todo en esta última por las imágenes borrosas, muchas veces desenfocadas y únicas que se obtienen mediante ella.

A través de ese procedimiento “rudimentario” se obtienen resultados muy expresivos en tanto que las imágenes del mundo exterior así captadas vienen rodeadas de un halo especial evocador, y los objetos aparecen rodeados de un aura especial inquietante que parece arrancar a personas y cosas parte de su carga espiritual. Al reducir hasta grados mínimos la complejidad tecnológica de la cámara fotográfica, el resultado aparente y voluntariamente “torpe” queda cada vez más supeditado a la sensibilidad del artista, que selecciona a través de su especial mirada los objetos en sus escorzos y puntos de vista, así como también organiza el misterioso concierto de luces y sombras que envuelven a la imagen obtenida con el procedimiento estenopeico, que imprime al conjunto un especial “vaho”, que lo envuelve en una misteriosa atmósfera inquietante.