Compartir

El Ayuntamiento de Teror solicitará al Cabildo de Gran Canaria que tome medidas para mejorar la seguridad en dos tramos de la GC-211, en San José del Álamo y El Hornillo. Por una parte, a la altura de El Granillar (P.K. 2,550), donde han tenido lugar varios accidentes debido al ángulo y pendiente del trazado de una curva. Y en otra, en el tramo de la misma vía en la zona de El Hornillo, a la altura de la confluencia con la GC-219, en la Vuelta de los Alambres (P.K. 7,160 a P.K. 7,220).

El Gobierno Municipal de Teror, preocupado por la peligrosidad de estos tramos, y teniendo en cuenta la demanda de los vecinos, a través de las asociaciones vecinales de San José del Álamo, Lo Blanco y El Hornillo, presentará ante el pleno una moción para que la propuesta sea elevada al Cabildo Insular, y se tomen medidas lo antes posible.

En el caso de la curva en El Granillar, se solicita la instalación de algún tipo de corrector para evitar la velocidad y el deslizamiento, ya que muchos de los accidentes han sido ocasionados en días de lluvia o con el asfalto mojado. En el acceso a la GC-211 desde la GC-219 se solicita la reparación del pavimento de asfalto, que se encuentra deteriorado por las raíces de los árboles y que ocasiona gran peligrosidad ya que los vehículos, para evitar el paso, invaden el carril contrario tras una curva.

Desde el Ayuntamiento de Teror se pedirá a Cabildo de Gran Canaria que, ante la llegada de la época lluvias, se mejore la seguridad de estos tramos de la vía, al tratarse de 'puntos peligrosos' en la GC-211.