Compartir

La decisión ha sido tomada por la Dirección del Plan insular de Emergencias del Cabildo tras las últimas reuniones de coordinación con el resto de administraciones y cuerpos y tras los últimos informes e inspecciones realizadas desde el aire y desde tierra, que constatan que el gasoil no ha llegado a la costa ni es previsible que lo haga, si bien se mantiene la prudencia.

La decisión de mantenerlas cerradas desde San Cristóbal a Gandofue una medida preventiva para evitar que los hilos del combustible que se forman en su dispersión afectaran a los bañistas, sobre todo a los más pequeños, pero dado que la situación ha mejorado notablemente, quedan abiertas para su disfrute durante la tarde.

El operativo sigue activo, las inspecciones aéreas del GES y las batidas de Salvamento Marítimo, así como las actuaciones de Ayuntamientos de la capital grancanaria y Telde de sus playas. Finalmente la jornada ha transcurrido sin incidencias, por lo que las instituciones también agradecen la colaboración ciudadana.

Cualquier novedad se comunicará también por las cuentas de Twitter del Cabildo de Gran Canaria y del 112 Canarias.