Compartir

El stand promocional de la Villa de Moya en la Feria Gran Canaria Me Gusta inaugurada este viernes, causó sensación entre las diferentes autoridades y visitantes que se acercaron hasta la Institución Ferial de Canarias, Infectar, para disfrutar de la primera jornada de este evento que reúne hasta el domingo las propuestas turísticas y gastronómicas más destacadas de nuestra isla.

Todos los visitantes coincidieron en felicitar al Ayuntamiento por el original diseño de su stand y no dudaron en fotografiarse con los diferentes elementos decorativos empleados para la ocasión y que han llamado especialmente la atención, como las grandes letras con el nombre del municipio o los bizcochos y suspiros de dimensiones inabarcables, distribuidos por todo el espacio, en el que, como no podía ser de otra manera tratándose de la Villa verde de Gran Canaria, predomina este color. Situado en un lugar estratégico del pabellón 7, frente a la misma entrada de la planta superior, quienes se acerquen hasta el stand de la Villa de Moya podrán disfrutar de su afamada repostería, sus prestigiosos quesos, miel o setas.

Todos productos del municipio norteño que pueden degustarse de manera gratuita en el original espacio denominado El árbol moyense de las experiencias, donde el joven gastrónomo Gianluca Campanella ofrece catas a ciegas que suponen todo un viaje sensorial por la gastronomía de la Villa, exaltando con las diferentes texturas y sabores los sentidos del gusto, el olor, tacto e incluso el oído. Y donde el trasiego de curiosos atraídos por esta iniciativa fue incesante durante toda la jornada.