Compartir

Ciudadanos condena este nuevo y definitivo atentado a las libertades en Venezuela. El Parlamento de Venezuela es una institución que goza de toda la legitimidad del voto popular, de toda la legalidad que le otorga la Constitución Venezolana y no puede ser silenciado por una decisión claramente ilegal que viola los principios básicos del Estado de Derecho. No hay posible diálogo con quien sólo entiende la política como la práctica de la desaparición del adversario transformado en enemigo, hasta el punto de clausurar la casa de la democracia.

Ciudadanos considera que sólo la movilización pacífica en Venezuela y la presión internacional pueden hacer retroceder este autogolpe de Estado. El Gobierno de España debería intervenir en todos los foros que tiene a su alcance, tanto europeos como internacionales, para que el Gobierno de Venezuela modifique su estrategia, cumpla sus responsabilidades y garantice el respeto a los derechos humanos, las libertades y abra las puertas a una solución electoral a la grave crisis venezolana.

Estamos con el pueblo venezolano, con sus legítimos representantes democráticos y con los cientos de presos y perseguidos políticos del régimen de Maduro. Ciudadanos seguirá acompañando su lucha pacífica para que Venezuela vuelva a ser un Estado democrático, en el que las libertades y el Estado de Derecho estén garantizados.

Sabemos de la capacidad de los venezolanos para resistir ante todas las dificultades. Esa voluntad de ser libres es lo que les llevará a la victoria.