martes, 29 septiembre 2020 23:04

Víctimas de violencia de género cuentan sus experiencias a los policías que se preparan para formar parte de la UPAL

Ortega ha afirmado que “luchar contra la violencia machista es una asunto que estamos abordando desde el gobierno de forma transversal, al trabajo que ya realizamos en los servicios sociales a través del área de Igualdad hay que sumar la puesta en marcha de esta nueva unidad policial que reforzará el papel de los agentes y contribuirá a que seamos más eficaces en la respuesta a las personas en situación de vulnerabilidad social”.

Por primera vez se realiza una colaboración de víctimas de violencia de género con la Policía Local de las Palmas de Gran Canaria, con la finalidad de completar la formación de los agentes que integrarán la UPAL, que se encargarán preferentemente de atender a aquellas personas que vivan situaciones de vulnerabilidad en la capital. Todos los expertos señalan que esta vulnerabilidad se hace más patente en las mujeres y sus hijos víctimas de violencia de género que se atreven a dar el paso y denunciar su situación. “En ese momento la intervención de todos los servicios municipales y especialmente de la Policía Local es fundamental para garantizar la seguridad de estas personas y sobre todo acompañarlas en su proceso de desvinculación de la violencia machista que tanto sufrimiento genera”, manifestó Guerra.

Las mujeres víctimas de violencia de género que asistieron a esta jornada de formación ayer, contaron a los presentes su experiencia y recomendaron algunas mejoras a implementar en los diferentes servicios en los que fueron atendidas en su momento. Estas víctimas destacaron también que con el paso del tiempo, los recursos cada vez están mejor organizados para que las víctimas estén seguras y se sientan seguras. Las mujeres que acudieron ayer a la sede del Cemelpa contaron para esta jornada de formación con el apoyo de Antonia Alduán, coordinadora de violencia de género del Cabildo de Gran Canaria.

Los agentes y el resto de presentes valoraron positivamente esta experiencia pionera dentro de la Policía Local con estas mujeres que se atrevieron a denunciar la situación de violencia que sufrían. La directora general consideró “esencial” estos testimonios para los y las policías que constituirán la UPAL, y que deberán dar una respuesta inmediata a los casos de violencia de género que se denuncien en la ciudad. También durante esta jornada se valoró la importancia de la coordinación entre la Policía Local y los trabajadores de Cohesión Social e Igualdad, para que los recursos sean más eficientes y eficaces en la atención a las mujeres víctimas de violencia de género.