Compartir

La senadora de Coalición Canaria-PNC, María del Mar Julios, consiguió el apoyo unánime a la iniciativa que defendió este miércoles en el pleno del Senado dirigida a “alcanzar con carácter urgente un nuevo acuerdo politico y social que garantice no solo las actuales pensiones, sino las condiciones de sostenibilidad para el futuro, tanto del Sistema Público de Pensiones, como de las prestaciones de la Seguridad Social”.

Julios hizo especial hincapié en la necesidad de resolver “la sostenibilidad del sistema a corto plazo”, pues según indicó en su intervención “aunque la Comisión del Pacto de Toledo se ha puesto un calendario para toda la legislatura, el déficit de la Seguridad Social sigue creciendo, y es más que probable que el Fondo de Reserva se agote en este 2017”.

La senadora nacionalista advirtió del “peligro de no permanecer con los brazos cruzados, y permitir que el objetivo del déficit se continúe disparando” tras fijarse una previsión de cierre de un 1,7 % para 2016, según las estimaciones de la AIREF. En este sentido, señaló “el déficit de la Seguridad Social ha pasado de 13.150 millones de euros en 2015 a los más que probables 18.000 millones de euros que se hayan alcanzado en 2016”.

María del Mar Julios mostró especial preocupación por “la situación de precariedad en la que viven miles de familias que dependen de una pensión no contributiva”. En este caso, señaló “la situación se agrava en Canarias donde las pensiones no contributivas tienen un mayor peso que en el resto del Estado, más de un 15 % entre pensiones no contributivas y contributivas”.

La senadora de Coalición Canaria-PNC apuntó que según datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), en febrero de 2016, los beneficiarios de pensiones no contributivas por invalidez en las islas ascendieron a 19.981 personas, con una pensión media de 396,05 euros al mes, mientras que 23.923 personas percibían un pensión no contributiva por jubilación, con una pensión media de 355,09 euros al mes.

Julios insistió en que Canarias es la Comunidad Autónoma con mayor porcentaje de pensiones no contributivas, concretamente en las islas casi 44.000 familias dependen de una pensión de algo más de 300 euros al mes y reconoció que “es un problema que afecta, además, más a las mujeres”.

La senadora recordó que alrededor del 57 % de los pensionistas canarios está por debajo del umbral de la pobreza y “esta es una realidad que no debe mantenernos impasibles y que, no pueden asumir compensar las administraciones locales, que están realizando esfuerzos”.

En este sentido, señaló que precisamente el Parlamento de Canarias acordó por unanimidad elevar a la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo “el estudio de las especiales características de las pensiones no contributivas en Canarias”, e insistió en que “es más que necesario, una deuda que tenemos con quienes han trabajado toda su vida pero que no han podido demostrar que han alcanzado el tiempo suficiente de cotizaciones, en algunos casos porque se vieron obligados a emigraroy en otros porque han trabajado en la agricultura, en el mar o en las primeras etapas de la construcción y el auge del turismo, donde se producían situaciones graves de precariedad laboral”.

María del Mar Julios señaló, además, durante su intervención, que Canarias es una de las CCAA que aporta un balance positivo a las cuentas de la Seguridad Social. Asimismo, instó al Gobierno a “seguir las recomendaciones del Pacto de Toledo sobre las fuentes de financiación y -añadió- las pensiones no contributivas no corren a cargo de las cotizaciones, mucho menos del Fondo de Reservas, sino que su financiación se fija cada año en la Ley de Presupuestos mediante aportaciones finalistas”.

Por este motivo, demandó “un compromiso de todos con los miles de canarios y canarias que en el momento más duro de la historia de Canarias y de España, lucharon y trabajaron para construir una sociedad mejor y sacar a las islas del hambre y de la pobreza”.