Compartir

El alcalde explicó al embajador las ventajas medioambientales, culturales, gastronómicas y empresariales que reúne la capital grancanaria para que los naturales de Noruega se animen a hacer turismo de ocio o de trabajo en Las Palmas de Gran Canaria, mientras que el embajador relató al regidor que más medio millón de compatriotas suyos eligen cada año veranear en Canarias, mucho de los cuales optan ya por un turismo urbano de calidad, como el que ofrece esta ciudad, antes que el clásico detino de sol y playa.

El encuentro con el embajador noruego, que acudió a la cita acompañado de un representante consular en la isla, finalizó con una visita, con explicaciones del propio alcalde Augusto Hidalgo, al Salón Dorado y a la colección de pinturas cedidas por el Museo del Prado que se expone en las paredes de las Casas Consistoriales.