Inicio las palmas

El barrio de San Juan cuenta con una nueva red de hidrantes que mejora la labor contraincendios de los bomberos.

Compartir

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha recorrido hoy las calles del barrio de San Juan para conocer de primera mano la nueva red de hidrantes instalada por el Ayuntamiento para hacer más eficaz el trabajo de los bomberos a la hora de enfrentarse a un incendio en esta zona de la ciudad. La estrechez de las calles de este tradicional barrio del Cono Sur supone un problema en muchas ocasiones para los vehículos más pesados del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), que no pueden acceder a muchas de estas vías.

Los nuevos cinco hidrantes que acaba de instalar el Ayuntamiento se reparten de manera estratégica desde la parte más alta del barrio hasta su confluencia con La Portadilla (calle Real de San Juan). Estas bocas de riego se han situado en esquinas junto a las calles más anchas para permitir el enganche con las motobombas del cuerpo municipal de Bomberos.

El alcalde, que estuvo acompañado durante el recorrido por la concejala del Distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, Lourdes Armas, por la directora general de Presidencia y Seguridad, Eulalia Guerra, y por algunos miembros de la asociación de vecinos del barrio, fue informado por el jefe del SEIS, Tomás Duque, de que gracias a esta nueva red de hidrantes el tiempo de respuesta para atender a un incendio se reduce a la mitad. Según Duque, hasta ahora cuando se producía un incendio en una calle estrecha, los bomberos debían de empalmar unas mangueras con otras para llevar el agua desde el camión cisterna hasta el lugar afectado.

Con el nuevo sistema de hidrantes en las calles de San Juan el único vehículo que se requiere es una autobomba que insufle presión al agua que entra desde las nuevas bocas de agua para ser proyectada posteriormente contra las llamas. Cada hidrante instalado ahora tiene capacidad para abastecer de 4.000 litros de agua por minuto al los equipos del SEIS. Estos hidrantes se abastecen para ello del depósito regulador de agua que la empresa mixta Emalsa tiene ubicado en la parte alta del barrio.

El jefe de bomberos aseguró que, aunque el barrio de San Juan tiene una baja incidencia en lo que se refiere a percances relacionados con el fuego – el año pasado sólo se registraron cuatro incidentes -, esta red de hidrantes garantiza una mayor rapidez para la actuación de los bomberos. Este barrio está atendido habitualmente por los efectivos del Parque Zonal de Bomberos del Cono Sur, en la Vega de San José, cuyos vehículos llegan hasta San Juan en menos de cinco minutos en caso de emergencia.

La instalación de esta nueva red de hidrantes se produce tras las reiteradas peticiones de la Asociación de Vecinos Artemi, que lleva años demandando estas bocas de agua para el barrio ante las dificultades de acceso que tienen los camiones de bomberos en gran parte de San Juan. El Ayuntamiento se ha hecho eco de estas demandas y durante 2016 invirtió cerca de 20.000 euros en la instalación de los cinco hidrantes nuevos.

«Con una inversión relativamente baja como hemos instalado estos hidrantes con los que damos respuesta a una demanda vecinal histórica, al tiempo que solucionamos un problema de seguridad en el barrio de San Juan que vamos a extender a los otros Riscos de la ciudad antes de que termine el año», manifestó el alcalde Hidalgo.

Esta iniciativa del ámbito de la seguridad ciudadana del Gobierno Municipal en el barrio de San Juan se va a completar en las próximas semanas con una serie de charlas y conferencias por parte de varios agentes de bomberos que impartirán a los vecinos conocimientos en medidas de autoprotección para evitar incendios, y cómo actuar en caso que se declare un fuego en su hogar enseñándoles a usar un extintor. Estas charlas se impartirán en la sede de la asociación de vecinos del barrio y a los escolares del CEIP Batería de San Juan.

Por último, el alcalde explicó que también durante 2016 se han instalados hidrantes en otros puntos de la ciudad en los que se producen aglomeraciones de público en fechas especiales como Carnaval. Uno de esos hidrantes se ha situado junto al parque Santa Catalina (en el cruce de las calles 29 de Abril y Ripoche) y otro en Vegueta (entre Mendizabal y Pelota).