Compartir

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ingresará antes de fin de año un total de 28.487.019 euros procedentes del Gobierno de Canarias, y con cargo al Fondo Canario de Financiación Municipal, tras dar la Corporación, reunida en un pleno extraordinario, el visto bueno a una auditoría realizada sobre las cuentas municipales de 2015. Esta auditoría de gestión, que realiza cada año el Ejecutivo regional a todos los municipios canarios, ha demostrado la excelencia en la administración del área económica del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria al cumplir con solvencia todos los parámetros exigidos por la Ley 3/1999 del Fondo Canario de Financiación Municipal.

La citada Ley establece dos tipos de indicadores que las cuentas de los ayuntamientos canarios tienen que cumplir para ser merecedores de los recursos de este Fondo. Esos indicadores miden el saneamiento económico-financiero de las cuentas municipales, y el otro el condicionante de libre disposición. El incumplimiento de uno o varios de estos parámetros implica una sanción para los ayuntamientos que no cumplen que se traduce en un descuento en la transferencia final de los fondos, de la partida prevista inicialmente.

En el caso del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria todos los indicadores se cumplen con creces. Entre los indicadores de saneamiento económico-financiero, el ahorro neto en la administración de esta capital en 2015 fue del 8,2%, cuando el Gobierno exige un mínimo del 6%. El remanente de tesorería fue de 66,7% cuando el Ejecutivo regional pide un mínimo del 1%. Y, el índice más notable lo recoge el nivel de endeudamiento, que en Las Palmas de Gran Canaria está en el 19% en 2015, cuando el Gobierno permite hasta un 70% de endeudamiento. En este sentido, la operación de amortización de deuda ejecutada a finales del año pasado por el actual Gobierno Municipal, ha permitido reducir a índices históricos este nivel de endeudamiento, un nivel que en el año 2014 aún se situaba en el 37% de las cuentas capitalinas.

En cuanto al índice de gestión recaudatoria, en 2015 este se situó en el 81,5% para el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cuando el Gobierno canario exige un mínimo del 75%. Este parámetro de recaudación aumentó un 1% con respecto a las cuentas de 2014. Por su parte, el índice de esfuerzo fiscal alcanzó el 123,3% cuando el mínimo exigible es del 70,66%.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, que presidió el pleno celebrado esta mañana, destacó la positiva gestión económica que está desarrollando el Gobierno Municipal y que le ha valido reconocimientos tanto dentro como fuera del Archipiélago. “La auditoría que hoy hemos traído al pleno no hace más que refrendar que el Ayuntamiento tiene unas cuentas perfectamente saneadas y que cumplimos las ratios que exige la Ley del Fondo de Financiación con creces”, manifestó Hidalgo, “es significativo, por destacar algunos de los índices, que nuestro nivel de endeudamiento sea sólo del 19% cuando el Gobierno permite hasta un 70%. Esta gestión eficiente de las cuentas municipales es la que nos ha valido para superar esta auditoría y, además, para ser reconocidos por la Asociación de Analistas Financieros Internacionales, como el ayuntamiento más solvente de España”.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que ya había recibido un primer pago de 9.970.456 euros del Fondo Canario de Financiación Municipal, ingresará antes de final de año los restantes 18.516.562 euros tras demostrar la auditoría la solvencia económica de la gestión económica de la Corporación capitalina.