Compartir

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud recomienda a las personas diagnosticadas de diabetes que acudan a su centro de salud y se vacunen contra la gripe. La administración de la vacuna contra la gripe en personas con diabetes se asocia a una reducción de hospitalización por accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, enfermedad respiratoria aguda (neumonía) y, por lo tanto, reduce la mortalidad. De ahí la importancia de fomentar la vacunación de la gripe en las personas con diabetes, para hacer un tratamiento integral y minimizar otros efectos colaterales a la propia enfermedad.

El pasado 14 de noviembre se ha celebrado el Día Mundial de la Diabetes 2016 (DMD), con amplia repercusión y actividades en todas las islas, con el objetivo de concienciar a la población de Canarias de la importancia en la prevención de la aparición de la diabetes tipo 2, que supone el 95% de todos los tipos de diabetes.

Cuando la enfermedad ya está instaurada, un buen control de la misma puede evitar un rápido avance de las complicaciones que afectan a diferentes órganos por alteración de la microcirculación sanguínea y que conlleva a distintos grados de afectación, causando en el sistema cardiovascular la aparición de angina de pecho, infarto, accidente cerebrovascular, etc.

También se ve alterada la función de los riñones, que tras un deterioro progresivo puede llevar a la diálisis por insuficiencia renal terminal e irreversible.

No menos importante son las lesiones oculares, que avanzan desde una pérdida de la agudeza visual hasta la ceguera, tal como se comentó intensamente durante la campaña del Día Mundial de la Diabetes 2016.

Otro problema son las alteraciones neurológicas, que se manifiestan con trastornos de la sensibilidad, y que junto a las alteraciones vasculares se traduce en la aparición de úlceras de extremidades inferiores y posterior amputación de algunas zonas, por destrucción de los tejidos.

Todas estas complicaciones se minimizan con un adecuado control de la glucemia y con hábitos de vida saludable, con alimentación equilibrada, control del peso, actividad física diaria, evitar el consumo de tabaco, entre otras acciones. También deben tenerse en cuenta la utilización de medidas preventivas de enfermedades infecto-contagiosas, como la gripe, que causa mucha patología en esta estación del año.

La importancia de la vacunación de la gripe para evitar la infección por el virus influenza durante este periodo estacional es fundamental, sobre todo en personas con diabetes en estadíos más avanzados, porque tienen mayor afectación de los órganos y son proclives a ser fácilmente infectadas, dado que no cuentan con mecanismos de defensa tan efectivos.