Compartir

El Cabildo de Gran Canaria ha culminado las obras de mejora de la seguridad en el interior del túnel de Julio Luengo tras dos meses de trabajo y un presupuesto de 400.000 euros, 300.000 provenientes de los contratos insulares de conservación y 100.000 adicionales, según informó el consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres.

Con esta actuación de carácter integral, la primera que recibe la infraestructura desde que se puso en marcha hace 22 años, el túnel ofrece mejores condiciones de seguridad gracias a una mayor luminosidad y sensación de amplitud y la mejora de las conexiones entre las dos galerías del túnel.

Para ello se han utilizado 8.000 kilos de pintura especial anticorrosiva y antipolución, resistente al fuegoy que disminuye el efecto de agujero negro del túnel con una garantía de 25 años con actuaciones periódicas de mantenimientocomo en el resto de túneles de la Isla, agregó.

Los trabajos de pintura en las paredes, bordillos y techo de ambas galerías han aportado mejor visibilidad y mayor sensación de confort, y se han pintado señales viales más amplias y legibles.

El Cabildo también ha eliminado los sedimentos y lodos acumulados a lo largo de nada menos que dos décadas en el interior del canal de conexión entre ambas galerías para el paso de ambulancias y vehículos de seguridad ubicado en medio del túnel, que estaba intransitable, y que en momentos de lluvia constituía un problema añadido.

“Con esta actuación el túnel es mucho más seguro ante las imprevisiones de lluvias, un compromiso que adquirimos en octubre del año pasado tras las lluvias torrenciales”, subrayó el consejero.

Asimismo, la actuación ha conllevado una mejora estética del túnel con la rehabilitación de los dos murales situados en los enlaces de Torre Las Palmas y Plaza América, con el contorno del Roque Nublo y de Gran Canaria, además de la presencia de la imagen corporativa del Cabildo de Gran Canaria en las barreras de protección de la mediana.

Inicio de los trabajos de asfaltado

Por otro lado, Torres avanzó que entre los días 11 y 18 de diciembre comenzarán los trabajos de asfaltado de las vías insulares que se ejecutarán de manera ininterrumpida durante los próximos tres años tras la firma de los contratos el pasado miércoles con un presupuesto de 12 millones de euros anuales.

Las actuaciones comenzarán en la Avenida Marítima, la carretera del sur(GC-1) y la circunvalación (GC-3), las de mayor afluencia de vehículos, y continuarán por toda la red insular hasta alcanzar más de 1 millón de metros en los 21 municipios.

“Después de más de un año hemos logrado sacar este contrato que por primera vez tiene una periodicidad de al menos 3 años, frente a los anteriores que eran de 1 año, sin olvidar que cuando llegamos al gobierno ni siquiera había contrato y tuvimos que incoar el expediente”, concluyó.