lunes, 28 septiembre 2020 7:27

Ben Magec insta a la Fiscalía a investigar el incendio y hundimiento del 'Oleg Naydenov'

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 (EUROPA PRESS)

Ben Magec-Ecologistas en Acción ha instado a la Fiscalía a continuar la investigación del incendio y hundimiento del pesquero ruso 'Oleg Naydenov' para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades, y ha anunciado la convocatoria de una movilización por parte de colectivos sociales y ecologistas que tendrá lugar el próximo 10 de mayo a las 12.00 horas en Maspalomas.

En rueda de prensa, representantes de la Federación ecologista han lamentado que, tras quince días del accidente, el barco siga expulsando fuel pesado altamente contaminante mientras “ninguna de las administraciones responsables ha sido capaz de ofrecer una versión oficial y coherente de los hechos”.

“Todo son especulaciones; nadie sabe a cierta qué ha ocurrido para que, de un incendio en un barco pesquero atracado en el dique exterior de un puerto, se haya pasado a derramar casi 1.400 toneladas de fuel en aguas cercanas a la costa sur de Gran Canaria, poniendo en riesgo a toda la población de la isla”, sostienen.

También han criticado que el Ministerio de Fomento no se haya reunido con Ben Magec-Ecologistas en Acción, compuesta por la mayor parte de colectivos ecologistas de Canarias, y recuerdan a la ministra, Ana Pastor, que las decisiones técnicas durante el accidente “se tomaron en el seno de un consorcio donde representantes de todas las administraciones responsables operan al unísono”.

La Federación ha señalado que en el puerto de Las Palmas se suministran al día tres veces más de hidrocarburos de los que llevaba el 'Oleg Naydenov' y cuenta con una capacidad de almacenamiento de combustibles equivalente a más de 120 piscinas olímpicas. Añaden, además, que está catalogado como un 'punto negro' por la International Tanker Owners Polution Federation (ITOF), referencia mundial sobre contaminación marítima.

Por último, han hecho un llamamiento a aquellas personas que se quieran sumar como voluntarios a las labores de limpieza en las zonas afectadas por el vertido, y han exigido a las administraciones que “bajo ningún concepto instrumentalicen la labor voluntaria de la ciudadanía y que pongan todos los medios materiales y humanos necesarios para paliar los efectos del vertido”.