martes, 22 septiembre 2020 7:54

Guardia Civil dice que el problema de la inmigración irregular en el Mediterráneo está en el control de salida en África

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 21 (EUROPA PRESS)

El Teniente General Pablo Martín Alonso, Mando de Operaciones de la Guardia Civil, ha señalado que el problema de la inmigración irregular en el Mediterráneo está en el control de salida en las costas del Norte de África.

Así lo ha indicado Martín Alonso, en declaraciones a los medios, antes de iniciar la Conferencia Policial 'Europa-África' sobre Inmigración Irregular que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria y que ha comenzado con un recuerdo a las víctimas de la tragedia sucedida el pasado fin de semana en el Mediterráneo.

En este sentido, apuntó que el problema del Mediterráneo, que comentarán expertos en la materia, “no está en las medidas” que se puedan tomar, “si no tal vez en la necesidad de control de las costas de salida en el Norte de África”, apuntando que “probablemente la diferencia” entre las mafias que envían inmigrantes al Atlántico y al Mediterráneo “es la falta de estabilidad o de control en los puntos de salida”.

Al respecto, al ser cuestionado por cómo controlar en países como Libia, señaló que “lógicamente” todo pasa por cuando “haya estabilidad y autoridad para controlar en el origen de salida” a la inmigración irregular.

MOMENTO DE OPORTUNIDAD

En relación a la conferencia, que se celebra desde 2006 con carácter anual, y en la que participan representantes de 39 países europeos y africanos, así como de 10 organismos internacionales, matizó que constituye “un momento de oportunidad” en materia “de vigilancia, de control sobre la inmigración”.

Por ello, consideró que “es una ocasión para compartir las experiencias” acumuladas desde hace años, así como sobre el fenómeno actual del Mediterráneo con el fin de que “esta tragedia no se vuelva a repetir”.

De todos modos, el Mando de Operaciones de la Guardia Civil afirmó que “funciona en determinados lugares”, matizando que la experiencia que se está teniendo en Canarias, que en los años 2005, 2006, “sufrió una crisis de cayucos, con una arribada de más de 30.000 inmigrantes” al archipiélago, “y a partir de entonces se tomaron una serie de medidas fundamentalmente de colaboración con los países vecinos”, por lo que puntualizó que “esas medidas han dado resultado”.

Agregó que, “prueba de ello, es que prácticamente la inmigración que llega ahora a Canarias es muy reducida”, lo que consideró implica que “se ha controlado y en ese esfuerzo” se continúa para seguir controlando lo que llega a las costas.

Este control, añadió, se lleva a cabo a través de los acuerdos de colaboración que se mantienen con los países desde donde salía la inmigración, prácticamente toda la fachada Atlántica, tales como son Marruecos, Senegal, Mauritania, Gambia, Guinea Bissau, Cabo Verde, con los que tienen una “excelente colaboración”.

Por ello, indicó que “esa es la línea”, colaborar “juntos para lograr reducir fundamentalmente las salidas y, por supuesto, las tragedias que se pueden producir en el mar”. Esta colaboración, agregó, se ha reforzado también con medios puestos a su disposición para que puedan controlar sus costas.

“Tenemos equipos conjuntos que trabajan tanto en la costa como en el interior de fuerzas y cuerpos de seguridad españoles. Esa es la línea en la que pretendemos seguir. Creemos que ha dado resultado, Canarias es ejemplo de que esa forma de colaboración puede dar resultado”, apuntilló.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, resaltó que los movimientos migratorios son “el reto más importante” de este siglo para la Unión Europea (UE), ya que aunque “España, Italia y Grecia, son frontera sur de la Unión, es un tema que sobrepasa la política de cualquier país”, por lo que consideró que “debe ser la UE la que de forma coordinada y unida lo afronte”.