Compartir

El alcalde, Augusto Hidalgo, ha acompañado a los miembros de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 y familiares de los pasajeros en un acto celebrado en la Plaza de la Memoria

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, participó hoy en el acto que el Ayuntamiento y la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 han celebrado en la Plaza de Memoria para conmemorar a los fallecidos y a los supervivientes del accidente aéreo JK5022, que cubría el trayecto Madrid-Gran Canaria, en el que perdieron la vida 154 personas.

En el onceavo aniversario del suceso, en el que la mayor parte de las víctimas residían en la capital, Hidalgo acompañó a las familias y les trasladó su apoyo y el de la ciudadanía de Las Palmas de Gran Canaria en una lucha por esclarecer las circunstancias que dura once años, “un tiempo que ha generado una necesidad lógica de respuestas y de una explicación convincente a lo sucedido para que una tragedia así no vuelva a ocurrir”.

En el acto conmemorativo también estuvieron presentes la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, y la edil del Distrito Centro, María del Carmen Reyes.

El alcalde mostró su respaldo a las familias y afirmó “que esta ciudad, que padece también esa angustia, siempre se volcará con ellos en su necesidad de obtener respuestas” y resaltó la importancia de emplear todos los medios necesarios para evitar que se repita un siniestro de esta magnitud. “Sepan que la ciudad va a mantener siempre en su memoria a todas y cada una de las víctimas”, añadió.

Asimismo, Hidalgo destacó “la encomiable labor, tenacidad y valentía de todos los miembros de la Asociación” que ha conseguido, junto a las organizaciones internacionales de navegación aérea, que se pongan en marcha nuevos protocolos para intentar que se eviten estas tragedias y también para que se proceda en estos casos de forma más adecuada con las víctimas y los familiares de las víctimas.

El acto celebrado junto al muro de cristal en el que están inscritos los nombres de las 154 personas que murieron aquel día, se cerró con una lectura de poemas y varias actuaciones musicales en recuerdo de las personas que fallecieron y las que resultaron heridas en aquel fatídico accidente.