Compartir

La actuación, supervisada por Antonio Morales y Augusto Hidalgo, beneficia a las 10.000 personas semanales que usan este espacio
Está situado junto a la Avenida Marítima y la obra fue ejecutada con 136.000 euros del Plan de Cooperación del Cabildo 2018-2019

El Parque Romano cuenta desde ahora con nueva señalética y un área de aparatos deportivos que constituyen un auténtico gimnasio al aire libre que permitirá a los deportistas realizar ejercicios y completar su entrenamiento. Estas mejoras en un espacio que usan 10.000 personas a la semana ha supuesto han supuesto una inversión de 136.228 euros del Plan de Cooperación del Cabildo 2018-2019.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, junto al concejal de Nuevas Tecnologías, Administración Pública y Deportes, Aridany Romero, han conocido hoy los principales detalles de esta intervención, impulsada desde el Instituto Municipal de Deportes (IMD) y ejecutada por la empresa Tecyr Construcciones y Reparaciones, S.A, que tenía destinados 175.000 euros y cuya diferencia será usada por el Consistorio para otras necesidades municipales.

Estas obras han permitido reacondicionar el parque y señalizar con cartelería informativa los puntos singulares del mismo, la retirada y reposición de la cartelería existente y obsoleta, la ampliación de la zona deportiva situada al sur del parque y la sustitución de los viejos juegos biosaludables por modernos  aparatos de gimnasia de uso libre, cada uno de ellos especializado en ejercitar distintas partes del cuerpo.

Para crear este nuevo gimnasio al aire libre se ha reformado por completo la vieja zona de juegos biosaludables situada al sur del parque, lindando con la trasera del CN Metropole. Fue demolido el revestimiento existente, retirados los viejos juegos y se instaló un nuevo suelo con pavimento amortiguador sobre el que se han dispuesto los nuevos aparatos de gimnasia con la suficiente distancia entre ellos como para que los usuarios no interfieran entre sí y realicen deporte con total comodidad.

“A veces se demanda, también para la justificación política, la realización de grandes obras y muchas veces no caemos en que no necesariamente las grandes obras son las que mejoran la calidad de vida, depende, en este caso  sin ser una gran obra sin duda tiene un enorme componente social en un parque urbano extraordinario que contribuye al esparcimiento y a mejorar la salud”, manifestó Morales.

Esta nueva instalación, destacó Hidalgo, da un impulso a un parque que se ha convertido en los últimos años en un referente para la práctica deportiva al aire libre para muchos ciudadanos y que ahora será “un verdadero gimnasio” con máquinas de gran calidad, parecidas a las que pueden encontrarse en los mejores gimnasios cerrados, pero que además están preparadas para estar al aire libre.
Esto, unido a la nueva señalética instalada en todo el parque para identificar las partes donde se practican distintas disciplinas deportivas, hace que “el Parque Romano se convierta en todo un gimnasio al aire libre que es una de las envidias desde el punto de vista deportivo al aire libre de Canarias y de todo el país”, al que ahora solo le falta la última fase, en la que ya se está trabajando, que es construir taquillas y baños específicos para los usuarios, agregó.

Este nuevo gimnasio descubierto incluye dos áreas diferentes: una plataforma de máquinas para trabajar el tren superior, con un total de cinco máquinas; y otra para el tren inferior, con otros cinco aparatos. Para ejercitar el tren superior se han dispuesto dos máquinas para fortalecer el pectoral, dos para la espalda y una para hombros. Para el tren inferior, hay dos máquinas prensa, una ‘multipower’, una para trabajar los cuadríceps y otra para el bíceps femoral.

Además esta zona de aparatos se complementa con una estación de CrossFit con diferentes accesorios para ejercitar la totalidad del cuerpo, con un suelo amortiguador para prevenir las caídas.

En cuanto a la implantación de nueva cartelería informativa a lo largo de todo el parque, se han señalizado los puntos singulares del mismo más significativos, como son por un lado las distancias parciales de larga distancia cada 100 metros a lo largo de los 1000m de pista, excluyendo los extremos que llevan otro tipo de cartelería (100, 200, 300, 400, 600, 700, 800 y 900 metros). Por otro lado, tres carteles de menores dimensiones entre los 0 y 100 metros, dividen al tramo en 25, 50 y 75metros, incluyendo además los de extremos que señalizan 0/1000  y 500 metros.

Se añade cartelería de otros tipos como uso del espacio (Zona de encuentro, Acondicionamiento físico, Consejos y Estiramientos, Parque de perros o Rocódromo), Parking de bicicletas y dos tótems elípticos, uno a cada lado del parque.