Compartir

La dirección que sigue el flanco norte preocupa por su cercania entre otros al núcleo poblacional de Fontanales en Moya.

El incendio avanza en dos flancos, uno desde Cueva Corcho hacia Juncalillo, otro desde Cruz de Tejeda hasta Artenara y la cabeza entre Juncalillo y Fuente bruma y afecta a una extensión de unas 1.700 hectáreas aproximadamente.

No hay garantías de controlar el fuego cercano a la carretera nueva del pueblo, no logre alcanzar las viviendas del casco de Tejeda.

La confusión entre la ciudadanía que ve como evoluciona el fuego sobre todo en la zona aledaña de Tamadaba, les lleva a adelantarse a lo que podría suceder en las próximas horas.

Se han desalojado hasta ahora 40 núcleos de población y se mantiene activo el Plan de contingencia.

Podrían ser más de 4000 personas las desplazadas y una gran parte de ellas ha conseguido colocarse en otras viviendas de su propiedad, de familiares o amigos, el resto se encuentran en localizaciones dispuestas por los ayuntamientos.

La situación del incendio es complicada por las condiciones meteorológicas y en todo momento se prioriza la seguridad de las personas.

El presidente canario ha mantenido el contacto con el ministro de Agricultura, la vicepresidenta y el presidente del Gobierno para la solicitud de todos los medios de extinción que sean necesarios y ha mostrado su apoyo a todas las personas que están trabajando en la extinción

Hay 11 carreteras cortadas al tráfico.