Compartir

El Área Municipal de Deportes ha repavimentado la instalación sustituyendo el anterior pasto reciclado, procedente de los antiguos campos de La Ballena, por una superficie sintética de nueva generación, con una inversión de 42.513,16 euros

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del Instituto Municipal de Deportes, ha concluido las obras de rehabilitación de la pista deportiva del Parque Juan Pablo II, equipamiento en el cual se ha procedido a la sustitución del césped reciclado anterior, procedente de los antiguos campos de La Ballena, por una superficie sintética de nueva generación.

Los trabajos, adjudicados a la empresa Equipur Canarias SL con un presupuesto de 42.513,16 euros, se han centrado en la repavimentación de la pista deportiva para alargar la vida útil del césped, desinstalando el tapiz artificial existente para sustituirlo por una superficie sintética modelo Mondoturf NSF, fabricado con fibras de monofilamento de polietileno de baja abrasión.

Tanto el concejal de Deportes, Aridany Romero, como la gerente del IMD, Leticia López, supervisaron las obras, comprobando de primera mano las condiciones óptimas de la instalación, con un espesor óptimo para la práctica de fútbol 8 -40 mm de altura-, con una alta resistencia que permite alargar la vida útil del pasto y con tratamiento anti UV que le permite resistir con solvencia el calor y las variaciones climatológicas extremas.

Los trabajos del nuevo césped sintético, que cuenta con los certificados de calidad Greenguard y Greenguard Gold, han incluido el marcaje y reposición de las líneas de fútbol, llevado a cabo con pintura blanca de 100 milímetros de anchura, siguiendo así con los criterios marcados por la reglamentación vigente.

Asimismo, se ha acondicionado el césped con arena de sílice con los cantos redondeados, previamente lavada y secada, con granulometría comprendida entre 0,1 y 0,5 milímetros y caucho reciclado.

Romero explicó que “también se ha trabajado en la otra pista que comprende este parque, alargando la vida útil de su césped, si bien a lo largo del próximo ejercicio se procederá a la sustitución de su superficie”.

Con ello, “continuamos con nuestro objetivo de potenciar y revitalizar las infraestructuras municipales destinadas a la actividad física y al deporte, contemplando la idea de incorporar superficies de césped artificial también en pistas deportivas de uso libre como Tenoya, Luis Doreste Silva, San Juan o El Fondillo”, aseveró el máximo responsable del IMD.

“El parque Juan Pablo II se convierte en una zona deportiva al aire libre con muchísima afluencia de gente, no solo por las dos canchas deportivas, sino también por el circuito de calistenia, los senderos habilitados para correr o el rocódromo cuya obra finalizará la semana que viene”, agregó.

Finalmente, Romero anunció que el IMD “ha encargado la redacción del proyecto de obra para contar en breve con un equipamiento de recorridos acrobáticos, conocido comúnmente como ‘parque de parkour’ en la parcela contigua al parque de calistenia”.