Compartir

El Dr. Henry Cohen fue presidente de la Organización Mundial de Gastroenterología y lidera esta iniciativa en Latinoamérica

El proyecto funciona actualmente en 372 centros de 38 países que desarrollan 798 programas diferentes

Profesionales del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se han dado cita en una sesión clínica en la que el Dr. Henry Cohen, profesor de Gastroenterología de la Facultad de Medicina de Montevideo y ex presidente y premio Masters de la Organización Mundial de Gastroenterología, ha dado a conocer el proyecto ECHO, un movimiento que desmonopoliza el conocimiento y democratiza y amplifica el acceso a la atención médica a los menos favorecidos en todo el mundo.

Esta sesión fue moderada por el Profesor Enrique Quintero, jefe de servicio de Aparato Digestivo del HUC hasta hace muy poco, que destacó la trayectoria profesional del ponente señalando que se trata de “uno de los gastroenterólogos más laureados del mundo”.

ECHO, que se puso en marcha hace quince años en Nuevo México, Estados Unidos, por iniciativa del Profesor Sanjeev Arora ante las necesidades que surgieron para tratar la hepatitis C, funciona hoy en día en 38 países y abarca varias especialidades. Se conectan por internet médicos rurales, generales y equipos de salud del interior y los especialistas en el centro de referencia. Los médicos del interior presentan casos complejos que requieren de revisión de un especialista y se discuten entre los participantes que elaboran un informe y recomendaciones.

La metodología y el aprendizaje mutuo lleva a que estos equipos de salud del interior se “especialicen” progresivamente y puedan tratar por sí mismos a la amplia mayoría de los pacientes complejos. Se establece una comunidad de aprendizaje en la que “todos enseñan a todos y todos aprenden juntos”, señaló el Dr. Cohen.

A diferencia de la telemedicina que funciona en nuestra área, ECHO evita atender directamente a los pacientes por teleconferencia porque de esa forma no se desmonopoliza el conocimiento ni se multiplica la cantidad de pacientes asistidos.

dav

Las ventajas para los médicos de estas zonas desfavorecidas son múltiples ya que reciben formación sin coste, se potencia una interacción con colegas de intereses similares, existe una combinación de aprendizaje y trabajo y supone el acceso gratuito a consultas especializadas

Hay 38 países en los que esta funcionando este proyecto, que no incluye a España, con 372 centros y 798 programas diferentes. En Estados Unidos está en marcha en 48 estados con 233 centros y 544 programas.

Cohen disertó sobre los programas que se encuentran operativos en su país, Uruguay, como Hepatitis C, el VIH, Cuidados Paliativos, Cáncer Cervical, Enfermedades Cardíacas, Rehabilitación Neurológica, Medicina Familiar, Atención Pediátrica, Salud Mental y Enfermedades Transmisibles, entre otros. Los diferentes programas han sido evaluados con muy buenos resultados y cuentan con la declaración de interés nacional.

El director del Proyecto ECHO en Uruguay y líder del mismo en Latinoamérica apuntó que se trata de una herramienta que construye puentes entre la Universidad, el Sector Público, el Sector Privado y la Comunidad, multiplicando fuerzas entre los especialistas, Atención Primaria, los pacientes y otras áreas, invitando a los asistentes a la sesión a pensar en que podría ser de aplicación práctica en nuestro entorno.