Compartir

Agentes de Medio Ambiente de la Corporación insular y personal del Seprona de la Guardia Civil colaboran en una campaña de seguimiento de esta especie

 

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, ha reforzado la vigilancia en los nidos de halcón tagarote (Falco pelegrinoides) del sur de la isla con el fin de preservar esta especie, que se encuentra incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias. Los agentes de Medio Ambiente y vigilantes de Espacios Naturales de la Corporación insular, en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, han realizado más de 230 visitas en lo que va de año para hacer un seguimiento de esta situación.

El vicepresidente y consejero de Medio Ambiente en funciones, José Antonio Valbuena, explica que “el objetivo es evitar los robos de crías que se venían sucediendo en los últimos años, algo que afortunadamente ya no se produce. Estos actos delictivos han perjudicado en el pasado a las poblaciones de halcón tagarote, que se encuentra incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias bajo la categoría de protección especial”.

En total se han vigilado 19 posibles parejas y sus nidos, habiéndose constatado el nacimiento de 19 crías, de las cuales 12 fueron anilladas por personal del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las Islas Canarias, en el marco de un estudio a largo plazo sobre la ecología de esta rapaz de Tenerife. Por el momento, los resultados que se han obtenido han sido positivos ya que no se han registrado robos en los ejemplares que se tienen controlados desde el inicio de la campaña. Estos trabajos se prolongarán hasta finales de año.