Compartir

Involcan desarrolla e implementa un novedoso sistema para la localización automática de eventos sísmo-volcánicos de largo periodo 

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), una entidad dependiente del Cabildo Insular de Tenerife, a través del área de Carreteras, Movilidad e Innovación, que dirige el vicepresidente Enrique Arriaga, ha desarrollado e implementando un novedoso sistema automático para la detección y localización de eventos sísmo-volcánicos de largo periodo, en colaboración con científicos franceses. En la actualidad este sistema, desarrollado por Jean Soubestre, sismólogo del Involcan y sus colaboradores franceses, se está utilizando para la mejora de la monitorización sísmica en la vigilancia de los volcanes Teide y Cumbre Vieja en Canarias, Turrialba, Poás y Rincón de la Vieja en Costa Rica, Mamouth Mountain y Mt. Shasta en California y Kilauea en Hawaii.

El método está operativo en Canarias a través del Involcan desde octubre 2018, para la monitorización sísmica de los volcanes Teide (Tenerife) y Cumbre Vieja (La Palma). Los resultados constituyen una información primordial para la tarea diaria de monitorización sísmica de la actividad volcánica en Canarias. Además, el algoritmo funciona en tiempo casi-real, con una actualización del análisis cada 30 minutos, lo que permitiría una respuesta del Involcan casi inmediata en caso de crisis sismo-volcánica.

El interés de este novedoso método es su adaptación no solo a la sismicidad volcano-tectónica, que está relacionada con la reorganización de los esfuerzos en el edificio volcánico y constituye la principal actividad sísmica de los volcanes activos, sino también con otro tipo de eventos sísmo-volcánicos, conocidos como eventos de largo periodo, relacionados con los movimientos de fluidos (magma, gas, agua, o una mezcla de ellos).

Estos eventos de largo periodo son la principal huella sísmica de un proceso de reactivación volcánica; por lo tanto, su monitorización es un foco de especial atención para los observatorios volcanológicos. La sismicidad volcano-tectónica está bien identificada por los métodos sísmicos tradicionales; sin embargo, la sismicidad de largo periodo es más difícil de detectar y localizar. Por ello, el método desarrollado por el doctor Jean Soubestre y sus colaboradores constituye una ayuda valiosa y revolucionaria a la hora de analizar los datos de las redes de monitorización sísmica para la vigilancia volcánica.

Este sistema automático también se encuentra operativo desde 2019 en Costa Rica y los Estados Unidos de América a raíz de trabajos de cooperación científica que el Involcan ha materializado con el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI) y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), respectivamente.

Estos trabajos de cooperación científica han sido posibles gracias al programa TFassistance financiado por el Cabildo Insular de Tenerife

 

 

 

Pie de foto 3:

Volcán Poás, Costa Rica

Pie de foto 4:

Volcán Turrialba, Costa Rica

Pie de foto 5:

Volcán Rincon de la Vieja, Costa Rica

Pie de foto 6:

Volcán Mt. Shasta, California, EE.UU. de América

Pie de foto 7:

Volcán Mamouth Mountain, California, EE.UU. de América

Pie de foto 8:

Volcán Kilauea, Hawaii, EE.UU. de América