Compartir

La Junta de Gobierno realizó una declaración de emergencia para retomar las obras paralizadas en el anterior mandato con el objetivo de que los centros puedan disponer de techo cuanto antes

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha procedido, a través de su Junta de Gobierno celebrada hoy lunes, a la declaración de emergencia para retomar inmediatamente las obras paralizadas durante el anterior mandato para el techado de las canchas deportivas de varios centros de educación infantil y primaria del municipio chicharrero.

Con esta acción, la Corporación local pretende acabar con la incertidumbre que pesaba sobre los cinco colegios afectados, que son: CEIP María Isabel Sarmiento (Valleseco), CEIP Ofra-Vistabella, CEIP La Salud, CEIP Tomé Cano y CEO Bethencourt y Molina (Barranco Grande); puesto que las obras para techar los espacios comenzaron en enero y estaba previsto que finalizaran en el mes de abril, pero la empresa adjudicataria se vio incapaz de afrontar las labores simultáneas en los cinco centros y tuvo que pararlas. A continuación, el Ayuntamiento de la capital resolverá el contrato con la anterior adjudicataria para asumir a la mayor brevedad las tareas pendientes.

Tal y como señala la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Santa Cruz, Elena Mateo, “Unas obras tan sensibles no podían retrasarse más”, ya que los alumnos y las alumnas se estaban viendo perjudicados en el desarrollo de sus actividades al mantenerse “desalojados de los patios”, por lo que la declaración de emergencia aparejará incluso “trabajar en el período vacacional de Navidad para que algunos colegios puedan tener su techo listo a la vuelta a clases en enero”.

La concejala recordó que “igualmente se cierran los plazos administrativos”, con lo que se hacía necesario “adoptar medidas en tiempo y forma” para satisfacer una demanda “tan fundamentada como es el techado de las canchas deportivas de los colegios” para que los niños y las niñas puedan practicar ejercicio físico “en las mejores condiciones posibles, que es lo que se merecen”.

Mateo también indicó que dar respuesta al alumnado es un firme compromiso y una prioridad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife liderado por la alcaldesa Patricia Hernández, “como le hice saber a las asociaciones de padres y madres de estos centros docentes con las que me reuní hace algunos días para comunicarles con antelación la decisión del Consistorio y que nos acerca cada vez más a la ansiada cubierta de las canchas”.

La inversión municipal destinada a estos trabajos ronda los 420.000 euros, si bien la concejala admite que al hacerse una declaración de emergencia “no existe un límite en la cuantía necesaria para abordar los trabajos” y que el grado de ejecución de las obras es distinto en cada centro educativo, siendo la cancha del CEIP Tomé Cano la que más avanzadas las tiene.

Para el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife es una prioridad rehabilitar y acondicionar los espacios para que los chicharreros y las chicharreras puedan practicar deporte y, además de la intervención en los colegios del municipio, el Consistorio ya inició hace unas semanas un plan de choque destinado a la puesta a punto de una treintena de canchas deportivas de la ciudad.