Compartir

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba el pasado jueves el pago de 256 facturas, por importe de 332.000 €, a proveedores de obras y servicios. Una propuesta que el Grupo de Gobierno llevaba a pleno y que era respaldada por el resto de grupos políticos municipales con el objetivo de aliviar la carga económica con la que se están encontrando las empresas desde que se decretara el estado de alarma.

Arturo González, alcalde de San Miguel, ha puesto de manifiesto que “ahora más que nunca, es el momento de estar al lado de las pequeñas y medianas empresas y de los autónomos”, añadiendo que la medida que se ha adoptado “les puede ayudar a afrontar con algo más de tranquilidad esta situación tras haber visto interrumpida o alterada su actividad”

El concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, ha resaltado que el conjunto del ayuntamiento, en especial el área de Intervención y Tesorería, “se están movilizando  para acelerar los pagos  tan pronto como los proveedores presenten sus facturas a través de la sede electrónica”. El edil de Hacienda apunta que “el periodo medio de pago ahora mismo es de menos de 20 días pero nuestro objetivo es seguir mejorándolo”.

De la misma manera, cabe destacar las ayudas sociales que desde la concejalía de Servicios Sociales se está dando a las familias con menos recursos del municipio, las cuales se tramitan con la mayor celeridad posible durante estos días en los que la demanda está siendo mayor